adplus-dvertising

Northrop Grumman probó con éxito el motor de cohete sólido de segunda etapa para el misil nuclear LGM-35A Sentinel: el ensayo de fuego estático a gran escala se llevó a cabo en una cámara de vacío en el Complejo de Desarrollo de Ingeniería Arnold de la Fuerza Aérea de EE. UU. en Tennessee.

Allí, Northrop simuló las condiciones de vuelo espacial y de gran altitud a las que se enfrentaría el motor del cohete del misil balístico intercontinental durante un lanzamiento real.

Tras la prueba, Sarah Willoughby, vicepresidenta de Northrop Grumman y gerente del programa Sentinel, dijo que “los datos de la prueba nos brindarán una lectura precisa del desempeño de nuestro diseño (…) esto reduce el riesgo y genera confianza en nuestro enfoque para entregar la capacidad de misiles balísticos intercontinentales de próxima generación a la Fuerza Aérea”.

En este sentido, desde la empresa se enfocarán en estudiar los datos de esta prueba para determinar cuál fue el rendimiento real del motor y si este coincidió con las predicciones realizadas en modelos diseñados digitalmente.

Sentinel es el programa de la Fuerza Aérea que tiene como objetivo desarrollar un nuevo misil balístico intercontinental con armas nucleares que suceda al ya anticuado LGM-30G Minuteman III. 

Imagen de un LGM-30G Minuteman III

Se estima que el programa costará unos US$ 100.000 millones y Northrop Grumman recibió un contrato de US$ 13.300 millones en 2020 para construir Sentinel, que ahora se encuentra en la fase de ingeniería, fabricación y desarrollo.

Debido a los diferentes retrasos que ha sufrido el programa, el lanzamiento del arma se retrasara de 2029 hasta aproximadamente la primavera estadounidense de 2030.

Tal vez te interese: Se inauguró el tercer Centro de Medicina Nuclear de Bolivia hecho por INVAP

Deja un comentario