adplus-dvertising

El módulo de aterrizaje japonés Smart Lander for Investigating Moon (SLIM) ha brindado las primeras imágenes detalladas de la Luna tras su entrada en órbita lunar el pasado 25 de diciembre. Estas imágenes, reveladas por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), muestran una superficie lunar repleta de cráteres, capturada en monocromo pero con un nivel de detalle impresionante.

“¡SLIM ha completado con éxito la inyección del motor principal a las 16:51 y ha entrado con éxito en órbita lunar! A continuación se muestra una imagen enviada desde SLIM cerca de la Luna”, declararon entusiastamente desde JAXA.

Desde su lanzamiento el 6 de septiembre, SLIM ha realizado una travesía espacial junto con la misión X-Ray Imaging and Spectroscopy Mission (XRISM). Mientras XRISM sigue orbitando nuestro planeta, SLIM ha trazado una ruta elíptica alrededor de la Luna, acercándose hasta 600 kilómetros de su superficie y alejándose hasta 4.000 kilómetros.

El 19 de enero, si todo transcurre según lo planeado, SLIM buscará hacer historia al convertirse en el quinto módulo de aterrizaje exitoso en la Luna, siguiendo los pasos de potencias espaciales como la Unión Soviética, Estados Unidos, China e India.

JAXA ha subrayado la importancia de esta misión. Además de su objetivo principal de alunizar en la Luna, SLIM tiene la misión de probar tecnologías avanzadas para aterrizajes precisos en la Luna y otros cuerpos celestes del sistema solar. “Al crear el módulo de aterrizaje SLIM, los humanos daremos un giro cualitativo para poder aterrizar donde queramos y no solo donde sea fácil hacerlo, como ocurría hasta ahora”, destacó la agencia espacial en un comunicado.

La sonda, con una longitud de 2,7 metros, tiene planeado desplegar dos minisondas una vez en la superficie lunar. Estas minisondas se encargarán de tomar fotografías, monitorizar el estado de SLIM y ofrecer un sistema de comunicación directa con la Tierra.

Este evento se suma a otros hitos espaciales japoneses, recordando que SLIM no es el primer intento del país del sol naciente de explorar la Luna. Anteriores misiones, como la sonda Hiten en 1990 y SELENE (Kaguya) en 2007, han marcado el camino para la innovación y la exploración lunar de Japón.

Te puede interesar: Exitoso debut de la startup japonesa de imágenes satelitales iQPS

Deja un comentario