adplus-dvertising

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, informó que el primer segmento de la nueva estación orbital rusa debería ponerse en funcionamiento en 2027.

En una reunión con funcionarios de la industria espacial, Putin también prometió continuar con el programa lunar ruso a pesar del fracaso de la sonda Luna-25, la nave que en agosto se terminó estrellando contra la Luna.

Putin dijo que la decisión de Moscú de extender hasta 2028 su participación en la Estación Espacial Internacional (EEI), que ahora cumple 25 años, era una medida temporal: “A medida que se agotan los recursos de la EEI, necesitamos que no sólo un segmento, sino toda la estación entre en servicio (…) Y en 2027 el primer segmento debería estar en órbita”.

Además, dijo que el desarrollo de la estación tenía que realizarse “todo a su debido tiempo” o el programa ruso corría el riesgo de quedarse atrás en términos de desarrollo de vuelos espaciales tripulados.

Vladimir Putin

Por su parte, Yuri Borisov, jefe de la agencia espacial Roscosmos, respaldó la posición de Putin: “La EEI se está volviendo vieja y llegará a su fin en algún momento alrededor de 2030”.

Al respecto, Putin agregó que “si no comenzamos el trabajo a gran escala para crear una estación orbital rusa en 2024, es muy probable que perdamos nuestra capacidad debido al lapso de tiempo. Lo que quiero decir es que la EEI ya no estará allí y la estación rusa no estará lista”.

El líder ruso también se refirió al fracaso de Luna-25 y confirmó que “el programa lunar continuará. No hay planes para cerrarlo. Los errores son errores. Es una vergüenza para todos nosotros. Esto es exploración espacial y todos lo entienden. Es una experiencia que podemos utilizar en el futuro”.

Tal vez te interese: Rusia ayudará a Corea del Norte a construir satélites

Deja un comentario