adplus-dvertising

El miércoles 13 de septiembre, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, se reunió con Vladimir Putin en Rusia y este último le prometió ayudarlo a construir satélites.

Putin recibió a Kim en el cosmódromo de Vostochny, el más moderno de Rusia, en donde le mostró el edificio donde está ensamblado el nuevo propulsor espacial ruso, el Angara, un cohete de 42,7 metros que lanza cargas útiles a la órbita terrestre baja.

Allí, el líder ruso prometió ayudar a Corea del Norte a construir satélites, luego de que Pyongyang haya fracasado dos veces este año al intentar poner en órbita su primer satélite espía.

Desde 1998, Corea del Norte ha lanzado seis satélites, dos de los cuales parecen haber sido colocados con éxito en órbita.

El último lanzamiento exitoso tuvo lugar en 2016 y los observadores internacionales dijeron que el satélite parecía estar bajo control, pero persistía la duda sobre si había enviado alguna transmisión.

En este sentido, la confirmación de la ayuda rusa se produce cuando los científicos de Corea del Norte ya anunciaron que intentarán otro lanzamiento del nuevo propulsor Chollima-1 en octubre, el cual debería colocar el satélite Malligyong-1 en órbita.

Kim y Putin en Vostochny. Créditos: REUTERS

¿Cómo ayudara Rusia a Corea del Norte?

Las últimas pruebas de satélites de Corea del Norte representan claras violaciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que prohíben el desarrollo de tecnología aplicable a los programas de misiles balísticos del país.

Las resoluciones de la ONU, aprobadas con el apoyo de Rusia, también prohíben cualquier cooperación científica y técnica con Corea del Norte en ciencia y tecnología nucleares, ingeniería y tecnología aeroespacial y aeronáutica, o técnicas y métodos avanzados de producción manufacturera.

En este sentido, parece muy poco probable que Rusia lance un satélite norcoreano, ya que eso representaría una clara violación de las restricciones de la ONU.

Por ello, lo más probable es que busque “enseñarle” a Corea del Norte cómo construir satélites, en lugar de construirlos para ellos, aunque esto también metería a Moscú en serios problemas.

Tal vez te interese: Japón lanzó con éxito su misión “Moon Sniper”

Deja un comentario