adplus-dvertising

Según la NASA, el asteroide Bennu podría impactar contra la Tierra en 159 años, específicamente el 24 de septiembre de 2182.

Los científicos de la agencia espacial estadounidense explicaron que el asteroide, descubierto en 1996, pasa cerca de nuestro planeta cada unos seis años. Así, tuvo unas aproximaciones detectadas en 1999, 2005 y 2011.

Sin embargo, gracias a datos proporcionados por la sonda OSIRIS-REx, un grupo de científicos encontró leves modificaciones en su órbita, lo que aumenta las posibilidades de que impacte contra la Tierra.

La fecha calculada para el impacto sería el 24 septiembre de 2182 y la probabilidad de que eso finalmente suceda es de 1 en 2.700, es decir, un 0,037 %. Pero el problema es que, si finalmente ocurre, el impacto libraría una energía similar a la de 22 bombas atómicas.

Por ello, desde la NASA aseguraron que, para tener más datos del asteroide, habría que tomar muestras en uno de los próximos acercamientos, la cual se daría en 2037, y así “mejorar aún más la evaluación de posibles colisiones con la Tierra”.

La nave OSIRIS-REx

El asteroide Bennu

Con un diámetro de 492 metros y una masa de 85,5 millones de toneladas, se cree que el asteroide se formó en los primeros momentos del sistema solar, hace unos 4.500 millones de año.

En la actualidad, Bennu está siendo estudiado por la nave OSIRIS-REx, que fue lanzada en 2016, alcanzó el asteroide en 2018 y, finalmente, en 2020 obtuvo material de su superficie.

Justamente, si todo sale de acuerdo al plan, se espera que el próximo 24 de septiembre la cápsula de muestra de OSIRIS-REx descienda a la Tierra con estas muestras de tierra y polvo, mientras que el resto de la nave seguirá volando hacia el asteroide Apophis, al que llegará en 2029.

Tal vez te interese: OSIRIS-REx se acerca a la Tierra

Deja un comentario