adplus-dvertising

Gracias al Telescopio Espacial James Webb de la NASA, los astrónomos han comenzado a estudiar y medir la estrella más distante jamás detectada, con el telescopio más potente jamás construido.

Earendel fue descubierta por primera vez el año pasado por el Telescopio Espacial Hubble. La estrella se encuentra tan lejos que su luz ha tardado 12.9 mil millones de años en llegar a la Tierra, apareciendo ante nosotros como lo hizo cuando el universo tenía solo el 7 por ciento de su edad actual. “Los objetos más pequeños vistos previamente a tal gran distancia son cúmulos de estrellas, incrustados dentro de galaxias tempranas”, dice la NASA.

Debido a que el universo se está expandiendo increíblemente rápido, se cree que la distancia de la estrella es ahora de más de 28 mil millones de años luz de la Tierra.

Earendel, la estrella más distante jamás detectada vista por el Telescopio Espacial James Webb de la NASA El Telescopio Espacial James Webb de la NASA detecta a Earendel, la estrella más distante conocida en el universo. Crédito: NASA/ESA/CSA/STScI/AURA para ESA/Universidad Johns Hopkins Hubble pudo encontrar a Earendel gracias a un fenómeno conocido como lente gravitacional.

Esto ocurre cuando el campo gravitacional de un objeto masivo, como una galaxia o, en este caso, una enorme estrella, curva y distorsiona el camino de la luz de un objeto de fondo, como una galaxia más distante o un cuásar. Esta curvatura de la luz crea un efecto similar al de una lente, magnificando y a veces incluso distorsionando la apariencia del objeto de fondo.

Los investigadores estiman que Earendel tiene al menos 50 veces la masa del Sol y es millones de veces más brillante.

“Pero incluso una estrella tan brillante y de muy alta masa sería imposible de ver a tal gran distancia sin la ayuda de la magnificación natural por un enorme cúmulo de galaxias, WHL0137-08, que se encuentra entre nosotros y Earendel”, explicó la NASA en un comunicado.

Ahora que el Telescopio Espacial James Webb de la NASA ha obtenido una imagen directa de la estrella, los investigadores pueden comenzar estudios de seguimiento para medir su brillo y temperatura e incluso determinar su composición. La suite de nuevos instrumentos de Webb y un espejo con alta sensibilidad a la luz infrarroja le permiten recopilar más información de la que el limitado telescopio Hubble no puede hacer.

Te puede interesar: James Webb brinda información sobre Eärendel

1 COMENTARIO

Deja un comentario