adplus-dvertising

En lo que fue la noticia agridulce de la jornada, el jueves la NASA anunció que la misión de su helicóptero Ingenuity llegó a su fin en Marte.

Ingenuity, el primer vehículo en lograr un vuelo controlado y propulsado en otro planeta, quedó definitivamente en el suelo marciano tras realizar más de setenta vuelos en los últimos tres años.

El pasado 18 de enero, el helicóptero de la NASA llevó a cabo su 72 y último vuelo debido a que una de las palas del rotor del molinete se rompió, dejándolo incapaz de seguir funcionando.

El encargado de confirmar la triste noticia fue el administrador de la NASA, Bill Nelson, quien también destacó los increíbles logros alcanzados por el Ingenuity.

Es que, aunque ahora su misión llegó a su fin, el helicóptero superó ampliamente las expectativas: cuando la NASA lo lanzó allá por 2020, junto con el rover Perseverance, el objetivo era que volara unas cinco veces en un lapso de 30 días.

Sin embargo, gracias a la increíble cifra de 72 vuelos, Ingenuity sobrevoló el terreno marciano 14 veces más lejos de lo planeado originalmente, registrando más de dos horas y ocho minutos de vuelo, cubriendo una distancia 17 km y alcanzando una altitud máxima de 24 metros.

Recreación de Ingenuity volando mientras es observado por el rover Perseverance.

El último vuelo

Ingenuity, de 1,8 kg, realizó su primer despegue y aterrizaje en la atmósfera marciana el 19 de abril de 2021. Ese día, el vuelo de 39 segundos fue aclamado como una hazaña fundamental de la aviación interplanetaria y, a partir de ese momento, la NASA envió al helicóptero a vuelos cada vez más ambiciosos.

Justamente, el final llegó luego de que la NASA comenzara a hacer volar el Ingenuity en una zona de Marte particularmente árida y sin rasgos distintivos para probar los límites del sistema de navegación automática del helicóptero, que depende de puntos de referencia visibles para la orientación de la aviación.

En este sentido, la agencia espacial estadounidense dijo que Ingenuity realizó un “aterrizaje de emergencia” durante lo que se convirtió en su penúltimo vuelo el 6 de enero, aterrizando abruptamente debido a la desorientación de la navegación.

Tras el incidente, 12 días después, los controladores de Ingenuity intentaron realizar un vuelo vertical corto para determinar la ubicación del helicóptero y, según los datos recibidos, el artefacto se elevó del suelo, flotó brevemente y luego comenzó un descenso antes de perder contacto con el rover Perseverance, que sirve como relevo de comunicaciones con la Tierra.

Finalmente, las imágenes que el helicóptero envió días después capturaron la sombra de la pala de su rotor dañada, que aparentemente se quebró durante su aterrizaje final.

¿Qué sucederá con Ingenuity?

Para los ingenieros de la NASA, las dificultades de orientación planteadas por el terreno “blando” donde volaba el Ingenuity provocaron una pérdida de equilibrio que provocó que el vehículo se inclinara o se moviera repentinamente hacia los lados, haciendo que sus rotores se golpearan con la superficie.

Ahora, Ingenuity vivirá sus últimos días inactivo pero emitiendo señales periódicas de datos antes de perder contacto con el rover Perseverance a medida que este se aleje para seguir estudiando Marte.

Tal vez te interese: Ingenuity realizó su vuelo más rápido en Marte

Deja un comentario