adplus-dvertising

Aunque los seres humanos se superan día a día, sin dudas, las sorpresas más agradables se dan cuando sus inventos sobrepasan ampliamente las expectativas, como es el caso de la nave espacial New Horizons.

La sonda fue lanzada justo hace 17 años, el 19 de enero de 2006, desde Cabo Cañaveral, Florida, en un cohete Atlas V, con el objetivo de estudiar Plutón.

La nave se aproximó a Júpiter en febrero de 2007 y, tras aprovechar la asistencia gravitatoria del planeta para ganar velocidad, inició su camino hacia Plutón, planeta al que llegó el 14 de julio de 2015.

Recreación de New Horizons sobrevolando Plutón.

New Horizons logró situarse a apenas 12.500 km de Plutón, lo que le permitió estudiarlo en profundidad. Pero, aunque este fue un suceso trascendental, la historia de la sonda no termina aquí, ya que inmediatamente continuó volando para explorar el cinturón de Kuiper.

Y la noticia más sorprendente es que New Horizons, que actualmente se encuentra a más de 8.800.000.000 km de la Tierra, dispone de energía para recoger datos científicos hasta 2050.

Así, gracias a estar equipada con un generador de energía que utiliza el calor que producen 10 kg de plutonio, se estima que para 2050 la nave se encontrará a 125 unidades astronómicas, es decir 125 veces la distancia de la Tierra al Sol.

Es por ello que la NASA ha decidido prolongar la misión New Horizons y, a partir de 2025, se centrará en recopilar datos heliofísicos. Además, se espera que entre 2028 y 2029 la nave abandone el cinturón de Kuiper.

Lanzada a 36.400 millas por hora (58.500 km/h), actualmente New Horizons es el objeto creado por el hombre más rápido jamás lanzado desde la Tierra.

Tal vez te interese: Apolo 8 y un nuevo aniversario de su histórica foto navideña

Deja un comentario