adplus-dvertising

Sin dudas, uno de los grandes actores espaciales a tener en cuenta durante 2024 es India, país que el año pasado logró su primer alunizaje con el módulo Chandrayaan-3.

Sin embargo, lejos de conformarse con ese hito, el país más poblado del mundo va por más: recientemente, su misión solar Aditya-L1 llegó a su destino.

La noticia fue confirmada por el primer ministro Narendra Modi, quien dijo que la misión de ISRO lo logró dentro del plazo previsto de cuatro meses.

Aditya fue lanzada el 2 de septiembre y, tras un largo viaje, se posicionó en Lagrange Point 1, desde donde emprenderá un estudio exhaustivo del Sol, centrándose en la corona solar y su influencia en el clima espacial.

“India logró otro hito más. Es un testimonio de la incesante dedicación de nuestros científicos en la realización de una de las misiones espaciales más complejas e intrincadas”, dijo Modi al respecto.

Específicamente, el satélite recorrió unos 1,5 millones de kilómetros en el lapso de cuatro meses, aunque eso sólo representa una fracción de la distancia Tierra-Sol de 150 millones de kilómetros.

Representación de en dónde se encuentra ubicada Aditya-L1. Créditos: ISRO

La importancia del punto Lagrange

El punto Lagrange, donde ahora está estacionada Aditya, se beneficia de las fuerzas gravitacionales que permiten que los objetos permanezcan relativamente estacionarios, lo que reduce el consumo de combustible.

Equipado con siete cargas útiles, está previsto que Aditya-L1 realice sensores remotos del Sol y observaciones in situ durante unos cinco años.

El proyecto tiene como objetivo brindar información sobre el impacto de la radiación solar en el creciente número de satélites en órbita, con especial atención a los fenómenos que afectan a empresas como la red de comunicaciones Starlink.

La misión se encuentra entre una serie de proyectos que ISRO ha preparado a lo largo del 2024, entre los que destaca su primera misión espacial humana y un sistema de observatorio de órbita terrestre baja desarrollado conjuntamente con la NASA, llamado NISAR.

Esta última mapeará todo el planeta una vez cada 12 días, proporcionando datos para comprender los cambios en los ecosistemas, la masa de hielo, la biomasa vegetal, el aumento del nivel del mar, las aguas subterráneas y los peligros naturales, incluidos terremotos, tsunamis, volcanes y deslizamientos de tierra.

Tal vez te interese: India se asocia con SpaceX para lanzar su satélite GSAT-20

Deja un comentario