adplus-dvertising

En una iniciativa para expandir su presencia astronómica, China ha anunciado planes para establecer una red de telescopios en la Antártida, un territorio conocido por su pureza atmosférica y mínima contaminación lumínica. Esta estrategia busca explorar y estudiar el cosmos con una claridad sin precedentes.

El Observatorio Astronómico en la Antártida

La agencia de noticias china Xinhua ha confirmado que China ha completado con éxito su proyecto piloto, que incluye un telescopio instalado cerca del Mar de Ross en la Antártida. Pero este es solo el comienzo. El ambicioso plan, denominado “Red de Observación Astronómica de Dominio Temporal TianMu”, tiene previsto desplegar 100 pequeños telescopios en la región antártica.

Estos telescopios, con características específicas como un diámetro reducido y un amplio campo de visión, podrán cubrir hasta 10,000 grados cuadrados del firmamento. Para contextualizar, la bóveda celeste totaliza aproximadamente 20,000 grados cuadrados, lo que ofrece una perspectiva impresionante de la magnitud de esta empresa.

China y la exploración espacial antártica

La logística detrás de este proyecto es impresionante. La 39ª expedición antártica china desempeñó un papel crucial al transportar el telescopio prototipo hasta su ubicación en medio de un entorno extremo. La expedición, que comenzó en octubre de 2022, recorrió más de 60,000 millas náuticas a lo largo de 160 días, aprovechando las condiciones del verano austral.

Con el prototipo ya en su lugar en febrero, los científicos iniciaron pruebas y observaciones que se extendieron durante 248 días. La estrategia es aprovechar las largas noches de invierno en el círculo polar para estudiar fenómenos espaciales transitorios, como supernovas o ráfagas rápidas de radio, que solo se manifiestan en periodos específicos.

Aunque este es el primer gran proyecto autónomo liderado por Beijing en la Antártida, no es la primera incursión de China en la región para fines astronómicos. Proyectos anteriores como el Telescopio Polo Sur y los Antarctic Survey Telescopes (AST3) ya habían establecido una presencia china en el continente helado.

Sin embargo, el proyecto TianMu marca un hito significativo al ser el primero dirigido completamente por China y al incorporar tecnologías innovadoras. Esta iniciativa no solo promete avances científicos en nuestra comprensión del universo, sino que también pone de relieve la importancia estratégica de la Antártida como plataforma para la investigación astronómica de vanguardia.

Te puede interesar: China lanza por tercera vez su misteriosa nave espacial reutilizable

1 COMENTARIO

  1. Tengo la impresión que China y/o el autor del artículo, han pasado por alto algo muy importante, que es el clima antártico. Más de 200 noches al año están nubladas, creo que se les paso ese detalle, que es la principal razón de por qué no está masificada la astronomía antártica.

Deja un comentario