adplus-dvertising

La compañía china LandSpace Technology se está preparando para poner en órbita un satélite, en lo que representará la primera prueba comercial de su cohete propulsado por combustible líquido que utiliza metano y oxígeno.

Según inversores y desarrolladores, el metano podría ofrecer una forma de ayudar a reducir los costos y respaldar los cohetes reutilizables.

En este sentido, el cohete portador Zhuque-2 Y-3 ya se encuentra en una instalación espacial en el desierto de Gobi. La compañía no especificó una ventana de lanzamiento para el cohete, que despegará desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en Mongolia Interior.

En julio, LandSpace saltó definitivamente a la fama con el lanzamiento del primer cohete de metano-oxígeno líquido del mundo, el Zhuque-2 Y-2, colocando a China por delante de rivales estadounidenses como SpaceX y Blue Origin.

Un cohete Zhuque-2 

Fundada en 2015, LandSpace ha obtenido financiación de inversores: la última recaudación de fondos anunciada fue en 2020, cuando recaudó 1.200 millones de yuanes (US$ 168,14 millones). Desde entonces, la compañía ha realizado otras rondas de recaudación, aunque no ha vuelto a revelar los montos.

En julio, el fundador y director ejecutivo de LandSpace, Zhang Changwu, dijo que la compañía había comenzado a desarrollar cohetes reutilizables y esperaba realizar un lanzamiento de prueba en la segunda mitad de 2025.

Tal vez te interese: Putin busca que Rusia y China cooperen en materia de satélites militares

Deja un comentario