adplus-dvertising

En plena guerra en Ucrania, y con la tensión siempre latente en torno a la cuestión de Taiwán, no es ninguna novedad que Rusia y China cada vez refuerzan más su alianza para contrarrestar el poderío de Estados Unidos.

Por ello, tampoco sorprende que, en un momento en el que está surgiendo una nueva Carrera Espacial, Moscú y Pekín también intenten cooperar en la materia.

En este sentido, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, le dijo a un alto funcionario militar chino que ambos países deberían ampliar su cooperación en satélites militares y otras posibles tecnologías de defensa.

Putin se reunió con el general Zhang Youxia, segundo oficial militar de China y vicepresidente de la Comisión Militar Central, y enfatizó la importancia de desarrollar vínculos militares más estrechos. Además, señaló que la cooperación en esferas de alta tecnología ahora tiene prioridad.

“Me refiero al espacio, incluidos los activos en órbita alta y los nuevos tipos potenciales de armas que garantizarán la seguridad estratégica tanto de Rusia como de la República Popular China”, agregó Putin, quien hizo hincapié en que, si bien “Rusia y China no están construyendo ninguna alianza militar basada en los patrones de la Guerra Fría”, su cooperación es un “factor importante para estabilizar la situación internacional”.

Actualmente, Rusia y China lideran el ILRS, un proyecto que iniciaron conjuntamente en 2021 y que buscará establecer un puesto avanzado habitado permanentemente en el polo sur de la Luna.

Se espera que para 2050 el ILRS sea una estación en pleno funcionamiento para la investigación lunar y, potencialmente, también una plataforma de lanzamiento para misiones tripuladas a otros planetas como Marte.

Tal vez te interese: China suma más socios para su estación lunar

Deja un comentario