adplus-dvertising

La tensión sigue en ascenso en la península de Corea tras lo que fue el lanzamiento de un satélite espía por arte del país del norte, que advirtió que continuará ejerciendo sus derechos soberanos, incluso a través del lanzamiento de satélites.

Además, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte dijo que el lanzamiento de un satélite de reconocimiento fue motivado por la necesidad de monitorear a Estados Unidos y sus aliados.

“Es una forma legal y justa de ejercer nuestro derecho a defendernos y responder exhaustivamente y monitorear con precisión las graves acciones militares de Estados Unidos y sus seguidores”, agregaron las autoridades norcoreanas.

Corea del Norte, con armas nucleares, lanzó el satélite el martes de la semana pasada y, horas más tarde, dijo que la unidad entró exitosamente en órbita y estaba transmitiendo fotografías, aunque esto último fue puesto en duda desde Occidente.

El lanzamiento se llevó a cabo poco tiempo después de que el líder norcoreano Kim Jong Un visitara a su par ruso Vladimir Putin, lo que hace creer que Pyongyang recibió ayuda de Moscú para realizar la misión.

Putin y Kim Jong Un

Las imágenes

Según Pyongyang, Kim Jong Un visitó nuevamente el centro de control de la agencia espacial y vio fotografías satelitales de la base Anderson de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Guam y otros lugares, incluida Roma.

En este sentido, este martes los medios estatales norcoreanos agregaron que Kim Jong Un había visto fotografías satelitales de la Casa Blanca, el Pentágono y portaaviones estadounidenses en la base naval de Norfolk. Los medios estatales también informaron que el satélite fotografío ciudades y bases militares en Corea del Sur.

Sin embargo, por el momento, Pyongyang no ha publicado una sola imagen, lo que está haciendo dudar a muchos analistas de si las afirmaciones son ciertas.

Tal vez te interese: Crece la tensión tras el lanzamiento del satélite espía norcoreano

Deja un comentario