adplus-dvertising

En los últimos días, India ha vuelto a estar en el centro de atención debido a que ha perdido contacto con su misión espacial en la Luna, Chandrayaan-3.

Por el momento, la Agencia India de Exploración Espacial no ha podido contactarse con su lander Vikram y su rover Pragyan, que fueron apagados para resistir las bajas temperaturas de la noche lunar.

Pero, aunque no logre hacerlo, la misión ya representa todo un éxito para el Gigante Asiático, que se convirtió en el cuarto país en la historia de la humanidad en alunizar.

Imagen de la Luna tomada por Chandrayaan-3.

En proceso de adaptación

Sin embargo, pese a la hazaña, desde Nueva Delhi saben que deben adaptarse a los nuevos tiempos, ya que, mientas que en otros países las empresas emergentes tienen un gran papel en el desarrollo de satélites, lanzadores y aplicaciones espaciales, en India la totalidad de la actividad espacial estaba bajo la tutela de ISRO.

Así, las empresas privadas tenían que conformarse con un papel de proveedores. Pero eso es un problema si se tiene en cuenta que el presupuesto de ISRO fue de US$ 1.900 millones en 2022, seis veces menos que el presupuesto chino.

Por ello, en abril, el gobierno de Narendra Modi promulgó una nueva legislación en la que se estableció que ISRO limitará sus tareas a realizar actividades de investigación y desarrollo y misiones científicas, mientras que “la cadena de valor de la economía espacial” queda abierta al sector privado.

Y esta estrategia comienza a dar sus frutos: según un estudio de la firma Deloitte, hoy en día en India hay 190 nuevas empresas espaciales, dos veces más que un año antes, y las inversiones privadas aumentaron 77% entre 2021 y 2022, hasta los US$ 119 millones.

Actualmente, según datos de ISRO, India representa 2% de la economía espacial mundial, estimada en US$ 386.000 millones, y espera captar el 9% para 2030.

En este sentido, las empresas indias tienen grandes ventajas, como los bajos costos de producción, gracias las grandes cantidades de ingenieros altamente cualificados y menos remunerados que sus pares extranjeros.

Tal vez te interese: Chandrayaan-3: Vikram y Pragyan siguen sin enviar señales

Deja un comentario