adplus-dvertising

Esta semana, se confirmó que SpaceX estaba ensamblando su cohete Starship para realizar un segundo vuelo de prueba: la empresa colocó el “Starship 25”, de seis motores Raptor, sobre el SuperHeavy Booster 9, que posee otros 33 motores.

Incluso, Elon Musk, fundador de la empresa, confirmó en su cuenta de X (antes Twitter) de que todo estaba listo y solo faltaba el visto bueno de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) para realizar el segundo lanzamiento.

Sin embargo, parece que habrá que seguir esperando para que esto suceda: este viernes, la FAA concluyó una investigación técnica sobre el primer lanzamiento de prueba del Starship en abril, diciendo que la compañía debe implementar docenas de medidas correctivas antes de hacer volar el vehículo nuevamente.

El 20 de abril, SpaceX realizó el primer lanzamiento del Starship, el cohete más poderoso jamás construido, desde Texas.

Pero, aunque la prueba se consideró exitosa, ya que el cohete logró despegar, también pulverizó su plataforma de lanzamiento durante el despegue y, tras ascender unos 40 kilómetros, terminó explotando menos de cuatro minutos después de su vuelo inaugural.

Imagen del día que el Starship explotó.

Ante esta situación, la FAA, que regula la seguridad de los sitios de lanzamiento, cerró una revisión el viernes de la investigación técnica de SpaceX sobre el percance del lanzamiento, citando “múltiples causas fundamentales” del fallo y 63 acciones correctivas que la compañía debe emprender antes de lanzar el cohete nuevamente.

“El cierre de la investigación del percance no indica una reanudación inmediata de los lanzamientos de Starship en Boca Chica”, sentenció la agencia.

Tal vez te interese: Musk confirma que el Starship está listo para despegar

Deja un comentario