adplus-dvertising

En diciembre, se cumplirán 51 años de la misión Apolo 17, la última vez en la que seres humanos caminaron sobre la Luna. Pero ahora, más de cinco décadas después de ese suceso, la NASA planea volver al satélite natural.

Sin embargo, al igual que durante la Guerra Fría, Estados Unidos no es el único interesado en enviar astronautas a la Luna, ya que China, Rusia e India, entre otros, buscan el mismo objetivo.

Esto se debe a que el verdadero objetivo de estos países es enviar, por primera vez en la historia, seres humanos a Marte, aunque como paso previo deberán visitar Luna: la idea es construir una base para reabastecer a las naves de cara a su viaje final. Además, teniendo en cuenta que la fuerza de gravedad del satélite es casi 6 veces menor a la de la Tierra, esto les permitiría a los cohetes utilizar mucho menos combustible para despegar

Como era de esperar, poco a poco una nueva carrera espacial comienza a orquestarse, y fue Bill Nelson, administrador de la NASA, quien se hizo eco de esto durante una conferencia de prensa en el Centro Espacial Kennedy: “Ves las acciones del gobierno chino en la Tierra. Así que, naturalmente, no quiero que China llegue primero al polo sur, con humanos, y luego diga ‘esto es nuestro, quédense fuera’”.

“La carrera espacial es realmente entre nosotros y China. Y necesitamos proteger los intereses de la comunidad internacional exactamente por las razones que he expuesto”, agregó Nelson, quien dijo que no cree “que Rusia está realmente lista para aterrizar cosmonautas en la Luna en el período de tiempo en el que estamos hablando de ir, o que posiblemente lo estaría China”.

¿Cómo planea la NASA enviar astronautas a la Luna?

Para lograrlo, la NASA ha creado las misiones Artemisa, nombre que refiere a la hermana gemela del dios Apolo en la mitología griega: la misión Artemisa 1 se lanzó en 2022 y llevó una nave espacial sin tripulación alrededor de la Luna, mientras que Artemisa 2, prevista para noviembre de 2024, también volará alrededor del satélite, pero esta vez con tripulación a bordo.

Como los tiempos han cambiado, una de las características de la misión es que contará con una astronauta mujer, Christina Koch, y otro afroamericano, Victor Glover. Completan el equipo Reid Wiseman y Jeremy Hansen.

El equipo que volverá a la Luna. Créditos: NASA

Los cuatro astronautas viajarán a la Luna en la cápsula Orión, que actualmente está siendo ensamblada y debe probarse y vincularse con el módulo de servicio de la misión, que la Agencia Espacial Europea entregó en junio. 

Se espera que en los próximos meses los propulsores de cohetes sólidos, que ayudarán a llevar a Artemisa II a la órbita, y la etapa central del Sistema de Lanzamiento Espacial lleguen a Estados Unidos.

En febrero del año que viene, los equipos del Centro Espacial Kennedy comenzarán a ensamblar el Sistema de Lanzamiento Espacial, los propulsores de cohetes sólidos, la cápsula Orion, el módulo de servicio y otros sistemas y cargas útiles en el hangar del Edificio de Ensamblaje de Vehículos. 

Por otra parte, la NASA aún apunta a lanzar Artemisa III, la misión que llevará astronautas a la Luna, en diciembre de 2025, aunque esto dependerá de si SpaceX tendrá listo o no su vehículo de lanzamiento Starship.

Tal vez te interese: La NASA podría retrasar el regreso del hombre a la Luna

Deja un comentario