adplus-dvertising

En plena carrera espacial, la Argentina no quiere quedarse atrás y por ello el jueves 15 de junio presentó el primer prototipo de tanque estructural del Tronador II, el vehículo espacial nacional que colocará satélites en órbita. 

Durante un acto, realizado en el Centro Espacial Punta Indio (CEPI), y al que asistieron el presidente Alberto Fernández; el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; el director ejecutivo y técnico de la CONAE, Raúl Kulichevsky; y el presidente del directorio de VENG, Marcos Actis, se presentó el prototipo de tanque que tiene 3,5 metros de longitud, 2,5 metros de diámetro y 3,2 milímetros de espesor.

Los componentes del prototipo son de aluminio de uso espacial, soldados a través de un método de fricción-agitación, y se espera que en base a este se logre fabricar los tanques estructurales de primera etapa, que cumplen de manera simultánea la función de fuselaje y de almacenamiento de kerosene y oxígeno líquido.

Créditos: Argentina.gob.ar

Aunque el lanzamiento del Tronador II está programado para el año 2029, esto le permitirá a la Argentina pasar a formar parte de los diez países del mundo con capacidad de dominar el ciclo espacial completo.

Previamente, se lanzarán dos prototipos más pequeños a modo de prueba: el TII-70, de 70 centímetros de diámetro y 11 metros de largo, será lanzado a principios de 2026 y se espera que alcance unos 140 km de altura. Posteriormente será el turno del TII-150, que tendrá un diámetro de 1,5 metros.

Finalmente, para fines de esta década, será el momento de lanzar el vehículo completo, denominado TII-250, que tendrá la capacidad de poner satélites de hasta 750 kilos en órbitas bajas.

Cabe recordar que, como parte de este proyecto, en marzo de 2014 Argentina realizó la primera prueba de un vehículo experimental que fue denominado “Vex1A”. Pero, aunque no pudo completar su misión, brindó información suficiente para el rediseño y modificaciones del Vex1B.

Este último realizó una exitosa prueba el 15 de agosto de ese mismo año, cumpliendo con la trayectoria programada, volando durante 27 segundos y llegando a una altura máxima de 2,2 kilómetros.

Tal vez te interese: Se firma el acuerdo entre CONAE y VENG para producir el Tronador II

Deja un comentario