adplus-dvertising

Este jueves, el módulo de aterrizaje SLIM, que le permitió a Japón convertirse en el quinto país en la historia de la humanidad en alunizar, se apagó antes de que comenzara la fría noche lunar.

SLIM hizo historia el pasado 19 de noviembre, cuando logró alunizar a tan solo 55 metros de su objetivo inicial, lo que fue todo un hito si se tiene en cuenta que los módulos lunares tienen un margen de aterrizaje de varios kilómetros.

Sin embargo, SLIM tuvo que ser desconectado tan solo dos horas y media después de aterrizar como consecuencia de que sus paneles solares quedaron mal posicionados y su batería comenzó a agotarse.

Pero la buena noticia fue que, unos 10 días después, la luz solar cambió de dirección y SLIM se reactivó, lo que le permitió tomar algunas imágenes finales y recopilar una gran cantidad de datos científicos. 

Así, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) pasó los últimos días escaneando la superficie lunar con la cámara multibanda (MBC) de la nave espacial para conocer su composición. 

Imagen tomada por SLIM con su cámara multibanda

MBC está diseñado para detectar olivino y otros minerales mediante el análisis de las firmas de luz, o espectros, de la luz solar reflejada. 

SLIM, nuevamente puesta a dormir

Pero este jueves SLIM tuvo que ser nuevamente apagada como consecuencia de que no está preparada para sobrevivir a las heladas noches lunares (una noche en la Luna equivale a 14 días terrestres).

Por ello, ahora desde JAXA deberán esperar unas dos semanas, hasta el 15 de febrero, para que comience el próximo día lunar y así comprobar si SLIM tiene la suficiente energía para volver a despertar.

Sin embargo, para que esto suceda, la electrónica del módulo debe resistir las temperaturas nocturnas lunares de -208 grados Fahrenheit (-130 grados Celsius).

Última imagen tomada por SLIM antes del inicio de la noche lunar

Pero más allá de que esto pase, SLIM ya ha cumplido ampliamente sus objetivos ya que, además de aterrizar, también desplegó un par de pequeños rovers y obtuvo una gran cantidad de datos científicos.

“Basándonos en la gran cantidad de datos que hemos obtenido, estamos realizando análisis para identificar rocas y estimar la composición química de los minerales, lo que ayudará a resolver el misterio del origen de la Luna”, detalló JAXA.

Tal vez te interese: Japón restablece el contacto con su módulo lunar SLIM

Deja un comentario