adplus-dvertising

Recientemente, llegó a la Argentina un instrumento de dispersión de neutrones a bajo ángulo (SANS, por sus siglas en inglés), donado por el instituto alemán Helmholtz Zentrum Berlin (HZB) para el Laboratorio Argentino de Haces de Neutrones (LAHN).

Este instrumento, también conocido como V4, funcionó en el reactor alemán BER-II hasta su cierre en 2019 y sirve para analizar estructuras en una escala de tamaños de entre 0,5 y 400 nanómetros (nm).

Dicha resolución permite la realización de estudios de ciencia de materiales, polímeros, materia blanda, electroquímica, sistemas magnéticos y muestras biológicas, entre otros, en la nanoescala y aportando a estas áreas todas las ventajas propias del uso de haces de neutrones como sonda.

Un gran tamaño

El instrumento mide más de 33 metros de largo y cuenta con un sofisticado sistema de colimación y detección que, combinados, proveen varias configuraciones experimentales. Su tubo de detección, que funciona en alto vacío, mide 16 metros de longitud y 1,5 metros de diámetro.

Debido a las grandes dimensiones del SANS, el instrumento fue distribuido en ocho contenedores que fueron embarcados en el puerto de Hamburgo y que esta semana llegaron con éxito a Buenos Aires. Además, un noveno contenedor, que precisa un transporte especial por llevar componentes irradiados, estará llegando durante febrero.

El acuerdo general con Alemania no sólo incluye el traslado de equipamiento, sino que brinda un marco para la colaboración científica en el uso de haces de neutrones en temas de transición energética y ciencia de materiales.

El instrumento fue desensamblado entre 2021 y 2022, y ahora volverá a ser ensamblado en el laboratorio de haces que se construye junto al reactor multipropósito RA-10 en el Centro Atómico Ezeiza. En este sentido, el montaje en frío se realizará durante este año y entrará en funcionamiento cuando comience a operar el RA-10.

Tal vez te interese: La CONAE desarrolla un Mapa de Humedad de Suelo en Catamarca

Deja un comentario