adplus-dvertising

Hasta el momento, el camino recorrido por la Fuerza Espacial de Estados Unidos podría considerarse como exitoso. Sin embargo, la agencia ya apunta a 2024.

Hace un tiempo, el jefe de adquisiciones de la Fuerza Espacial, Frank Calvelli, publicó pautas de adquisición para la compra de satélites más pequeños y baratos.

Para Calvelli, el programa ha dado resultados, por ello el año que viene apunta a reforzar estas reformas: “Estoy muy contento con ellas y no cambiaría nada. De hecho, los duplicaría ahora mismo”.

Además, de cara a 2024, Calvelli espera que la Fuerza Espacial finalmente cumpla con algunos programas, incluido un sistema de comando y control espacial (ATLAS: Sistema Avanzado de Seguimiento y Análisis de Lanzamientos); y nuevas estaciones terrestres para controlar la constelación de satélites GPS del Pentágono (OCX: Segmento de Control Operacional de Próxima Generación GPS).  

Para Calvelli, estos programas se han retrasado porque “los grandes desarrollos de software fracasan. Hemos visto fallas en software grande y OCX encaja perfectamente en ese molde. Es un sistema de software muy grande y complejo que ha tenido sus desafíos”.

Según fuentes oficiales, ATLAS ya está listo para reemplazar el Centro de Operaciones de Defensa Espacial del Pentágono (SPADOC) de 45 años de antigüedad. Aunque estaba previsto que estuviera listo en 2022, ahora se espera que su “capacidad básica” llegue en agosto de 2024, para entrar en servicio sólo después de un “período de prueba operativa, cuya duración aún no se ha determinado”.

Por su parte, OCX sustituirá a las actuales estaciones terrestres, aunque ya lleva más de siete años de retraso. Su entrega está prevista para junio, pero las pruebas de desarrollo, el entrenamiento de la tripulación y otras actividades lo mantendrán fuera de operaciones hasta febrero de 2025.  

En este sentido, el sistema entrará en vigencia cuando pueda “soportar operativamente el comando y control de todos los GPS III y vehículos espaciales GPS heredados, pueda monitorear y transmitir señales de navegación GPS y pueda respaldar la planificación de la misión”.

Por otra parte, en 2024 también se probarán dos variantes de una tarjeta diseñada para ayudar a los receptores GPS a resistir interferencias. 

Además, la Fuerza Espacial casi duplicará sus lanzamientos espaciales de seguridad nacional, pasando de 12 lanzamientos en el año fiscal 2023 a 21 en 2024 (ULA lanzará 11 y SpaceX 10).

Tal vez te interese: EUCOM, AFRICOM y la Fuerza Espacial de EE.UU. activan un nuevo comando

Deja un comentario