adplus-dvertising

Rocket Lab confirmó este viernes que había lanzado con éxito su cohete Electron al espacio, desde una instalación en Nueva Zelanda, lo que representó el primer vuelo de la nave desde una misión que fracasó en septiembre.

El cohete, que transportaba un satélite del Instituto Q-shu de Pioneros del Espacio, una empresa japonesa de imágenes de la Tierra, despegó desde una plataforma de lanzamiento a alrededor de las 5:05 p.m. hora local (04:05 GMT).

Después de pasar por todas las etapas normales, la misión realizó una “etapa de patada” para llevar el satélite a su órbita final, aproximadamente a los 9 minutos de vuelo. Finalmente, el artefacto de la empresa japonesa alcanzó la órbita unos 50 minutos después.

La última misión de Electron, hace dos meses, falló aproximadamente dos minutos y medio después del despegue mientras llevaba un satélite de radar de apertura sintética de la firma Capella Space. Dicho fallo representó el primer fracaso de Rocket Lab en más de dos años.

Respecto a la misión de este viernes, la misma fue nombrada como “el estado de ánimo que Dios despierta” en reconocimiento a su carga útil, el satélite TSUKUYOMI-I, que lleva el nombre del dios japonés de la Luna.

Este fue el décimo lanzamiento de Electron en lo que va de 2023, superando los nueve realizados el año pasado. Rocket Lab también dijo que intentará recuperar los propulsores de la nave como parte de su intento de reutilizar cohetes.

Tal vez te interese: Tras más de un año, el cohete New Shepard de Blue Origin vuelve a volar

Deja un comentario