adplus-dvertising

La Fuerza Espacial de EE. UU. pospuso el lanzamiento de su avión espacial X-37B hasta el 10 de diciembre. La misión, designada USSF-52, estaba programada para el 7 de diciembre, pero, según la Fuerza Espacial, hubo cambios en los horarios de lanzamiento y la disponibilidad en el Complejo de Lanzamiento-39A (LC-39A) para esa fecha. 

El X-37B se lanzará a bordo de un cohete Falcon Heavy, de SpaceX, desde el Centro Espacial Kennedy (KSC) de la NASA. Al respecto, la general de brigada Kristin Panzenhagen, de Space Launch Delta 45, explicó que “nos asociamos estrechamente con nuestros proveedores de servicios de lanzamiento y todo el equipo está concentrado en ejecutar una misión exitosa”.

Este será el primer lanzamiento del avión espacial reutilizable en un cohete Falcon Heavy, ya que, en cinco de los seis lanzamientos anteriores, despegó a bordo de los cohetes Atlas V de United Launch Alliance (ULA); mientras que la restante lo hizo en un Falcon 9.

Durante su última misión, el X-37B pasó 908 días en órbita y regresó a la Tierra el 12 de noviembre de 2022, aterrizando en la pista de KSC.

Pero esta vez, gracias a que el Falcon Heavy puede transportar cargas útiles más pesadas a órbitas más altas que Atlas V y Falcon 9, posiblemente el X-37B llegará mucho más lejos de lo que jamás haya volado.

Aunque se dieron pocos detalles respecto a la misión, uno de los objetivos es que el X-37B se encuentre “operando en nuevos regímenes orbitales”.

Además, un experimento no clasificado, que vuela como parte del USSF-52 es el “Seeds-2” de la NASA, probará los efectos de la radiación de los vuelos espaciales de larga duración sobre semillas de plantas, mientras que otro de los objetivos de la misión es “experimentar con tecnologías de conciencia del dominio espacial”.

Tal vez te interese: La NASA pospone hasta 2024 el debut de su avión supersónico silencioso

Deja un comentario