adplus-dvertising

En un momento en el que la tensión va en aumento en la península de Corea, por la puesta en órbita de un satélite espía norcoreano, Corea del Sur anunció que el lanzamiento de su primer satélite de reconocimiento fue pospuesto por el mal clima.

La semana pasada, Corea del Norte lanzó con éxito su primer satélite espía y, esta semana, dijo que logró tomar fotografías de la Casa Blanca, algo que preocupó a Washington y compañía.

Según Pyongyang, su satélite, nombrado el Malligyong-1, también ha tomado imágenes de distintas bases militares estadounidenses, el Pentágono, y Roma, entre otras ciudades, aunque no ha publicado ninguna de las fotografías para confirmar las afirmaciones.

Imagen de un cohete norcoreano.

Por su parte, Corea del Sur tenía previsto lanzar su propio satélite este jueves 30 de noviembre, a bordo de un cohete Falcon 9 de SpaceX, desde la base aérea de Vandenberg, en la costa oeste de los Estados Unidos.

Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Defensa confirmó que la nueva fecha de lanzamiento sería el 2 de diciembre, aunque esta también se ha establecido de manera provisional.

Este sería el primer satélite de los cinco que Corea del Sur quiere enviar al espacio para finales de 2025 con el objetivo de reforzar su vigilancia sobre Corea del Norte, con la que técnicamente está en guerra desde mediados del siglo pasado.

Tal vez te interese: Corea del Norte dice que su satélite tomó imágenes de la Casa Blanca

Deja un comentario