adplus-dvertising

Tras varios días de tensión, finalmente Sam Altman, cofundador de OpenAI, regresará como director ejecutivo de la empresa pocos días después de haber sido despedido por la junta directiva.

El acuerdo, dado a conocer este miércoles por la compañía tecnológica, también implica “en principio” el nombramiento de nuevos miembros de la junta directiva.

El regreso de Altman a la compañía, creadora de ChatGPT, se da luego de que el personal de la empresa amenazara con renunciar a menos de que su antiguo jefe fuera reintegrado.

“Estoy deseando volver a OpenAI. Amo OpenAI y todo lo que he hecho en los últimos días ha estado al servicio de mantener a este equipo y su misión unidos”, escribió Altman en su cuenta de X (Ex Twitter).

El despido

El pasado viernes, la junta de OpenAI acusó a Altman de no ser “consistentemente sincero en sus comunicaciones” y alegó que, como resultado, había “perdido confianza” en su liderazgo.

Así, tras la salida de Altman, el cofundador de la empresa, Greg Brockman, presentó su renuncia, mientras que decenas de empleados se solidarizaron con el primero.

Además, el lunes, un tercer cofundador y científico jefe de la empresa, Ilya Sutskever, se disculpó públicamente por lo sucedido y firmó la carta del personal pidiendo a la junta que cambiara su decisión.

Por otra parte, Microsoft, el mayor inversor en OpenAI, le ofreció a Altman un trabajo liderando “un nuevo equipo de investigación avanzada de IA” en el gigante tecnológico.

Finalmente, tras la presión, este miércoles OpenAI dijo que había acordado en principio el regreso de Altman a la empresa y que reconstituiría en parte la junta directiva que lo había despedido.

Tal vez te interese: Giro Inesperado: CEO de OpenAI, Sam Altman, se suma a Microsoft en Silicon Valley

Deja un comentario