adplus-dvertising

De cara a la nueva carrera espacial, importantes países, como Estados Unidos y China, ya han anunciado cuándo planean enviar sus astronautas a la Luna: mientras que Washington lo haría en 2026, Pekín recién lo lograría después de 2030.

En esta línea, esta semana fue el turno de Rusia que anunció que sus cosmonautas llegarán al satélite natural en la próxima década para comenzar a construir una base lunar a partir de 2031.

Un borrador de la corporación rusa responsable de los vuelos espaciales tripulados decía: “Preparativos para el despliegue de una base lunar – 2031-2040”. El plan también hablaba de explotar los recursos de la Luna.

En agosto, Rusia lanzó su primera misión lunar en 47 años, cuando la nave Luna-25 intentó aterrizar en el satélite natural, aunque se terminó estrellando.

Rusia, que en el siglo XX compitió con Estados Unidos en la Carrera Espacial, nunca logró enviar astronautas a la Luna, por lo que la nueva misión representa todo un desafío.

Pero más allá de esto, Moscú ya ha alcanzado grandes logros en la materia como sucedió con la misión Luna-2, de la Unión Soviética, que fue la primera nave espacial en alcanzar la superficie de la Luna al estrellarse en 1959.

Luna 2.

También se puede destacar la misión Luna-9, en 1966, que fue la primera en hacer un aterrizaje suave en el satélite, o a Yuri Gagarin, quien se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio exterior el 12 de abril de 1961.

Tal vez te interese: Putin busca que Rusia y China cooperen en materia de satélites militares

Deja un comentario