adplus-dvertising

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) está dando pasos decisivos en la creación de una nueva generación de satélites que llevan el nombre de SAOCOM 2. Estos satélites, equipados con tecnología de Radar de Apertura Sintética (SAR) en banda L, están diseñados para mejorar significativamente la calidad y el rendimiento de la información proporcionada a los usuarios.

Más de tres años después del exitoso lanzamiento de la misión SAOCOM 1, que puso en órbita dos satélites gemelos únicos en el mundo, la CONAE trabaja incansablemente para el desarrollo de esta nueva generación de satélites, con el objetivo de lanzarlos al espacio en el año 2030.

Este ambicioso proyecto se basa en la colaboración de diversas instituciones públicas y empresas argentinas de ciencia y tecnología. El principal proveedor del proyecto, INVAP, estará a cargo del diseño y la construcción de la plataforma de servicios de los satélites, así como de la electrónica central del radar. El diseño del instrumento SAR y la antena seguirán siendo responsabilidad de la CONAE y la firma VENG, junto con la colaboración de otros contratistas, como la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

El jefe del Proyecto SAOCOM de la CONAE, Juan Pablo Cuesta, destacó que están trabajando para colaborar nuevamente con los equipos que participaron en la exitosa misión SAOCOM 1, aprovechando su experiencia. Además, subrayó que el proyecto tiene como objetivo nacionalizar ciertos componentes y desarrollar tecnologías en el país, al mismo tiempo que se promueve la transferencia de conocimiento tecnológico a áreas no espaciales.

Misión de los nuevos satélites SAOCOM

La nueva generación de satélites SAOCOM desempeñará un papel crucial en la generación de información útil para la producción y la gestión de emergencias, tanto de origen ambiental como antrópico. Esto se logrará a través del Mapa de Humedad de Suelo y otros productos derivados. Además, se identificarán cultivos y enfermedades agrícolas, como la fusiariosis, y se estimarán rendimientos, entre otros objetivos de la misión.

Los nuevos satélites también se centrarán en aplicaciones relacionadas con la interferometría en todos los modos del satélite. Esto permitirá la creación de modelos de elevación digital a mayor escala, mediciones de desplazamientos en la Tierra para prevenir y monitorear catástrofes naturales a nivel global, así como la supervisión de infraestructuras de ingeniería, como edificios, puentes e instalaciones industriales, incluyendo la industria petrolera.

Un objetivo central de la nueva misión satelital será mejorar la resolución espacial, que se espera pase de 10 a entre 3 y 5 metros. Esto proporcionará una continuidad de información en banda L, lo que representa un avance significativo en comparación con la Constelación SAOCOM 1.

Cooperación internacional

En este contexto, la CONAE está explorando la posibilidad de establecer convenios de cooperación para el intercambio de datos con otras agencias internacionales, como la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA).

Los nuevos satélites SAOCOM, que serán de dimensiones similares a sus predecesores, contarán con avances en la aviónica de la plataforma de servicios, lo que incluye el sistema de propulsión, la batería, los paneles solares y la computadora principal. Esta elección se basa en la utilización de tecnologías modernas desarrolladas para el satélite SABIA-Mar, lo que reducirá costos y tiempos de desarrollo.

Te puede interesar: CONAE avanza con SAOCOM 2

Deja un comentario