adplus-dvertising

El 23 de agosto, la nave india Chandrayaan-3 logró aterrizar a 600 km del polo sur de la Luna, permitiéndole a India ser el cuarto país en la historia de la humanidad en alunizar.

A partir de ese momento, y durante 14 días, el rover Pragyan exploró la Luna y uno de sus grandes descubrimientos fue que la cantidad de azufre en el suelo lunar era mucho mayor de la que se creía.

Esto sería una buena noticia, ya que, si la información se confirma, el azufre en los suelos podría ayudar a los astronautas a vivir de la tierra lunar algún día.

Actualmente, hay dos tipos principales de rocas en la Luna: roca volcánica oscura y roca montañosa más brillante. En este sentido, los científicos descubrieron que los materiales de las llanuras volcánicas oscuras tienden a tener más azufre que el material más brillante de las tierras altas.

Imagen del lander de Chandrayaan-3.

Este azufre provendría de la actividad volcánica en las profundidades de la Luna. Pero el problema es que las mediciones realizadas por Chandrayaan-3 son las primeras en la Luna. Por lo tanto, por el momento la cantidad exacta de azufre no se puede determinar hasta que se complete la calibración de datos.

Pero, si estos se confirman, importantes avances se lograrían de cara a futuras misiones lunares, incluyendo la construcción de una base permanente en el satélite natural.

Por ejemplo, en la propia Luna, astronautas y robots podrían recolectar, procesar, almacenar y utilizar materiales naturales como el azufre, concepto conocido como utilización de recursos in situ.

En pocas palabras, la utilización de recursos in situ significa menos viajes de regreso a la Tierra para obtener suministros y más tiempo y energía dedicados a explorar. 

Además, utilizando azufre como recurso, los astronautas podrían construir células solares y baterías, mezclar fertilizantes a base de azufre y fabricar hormigón para la construcción.

Justamente, el hormigón a base de azufre tiene varias ventajas en comparación con el hormigón que se utiliza en la Tierra: el primero se endurece y se vuelve fuerte en cuestión de horas en lugar de semanas, además de que es más resistente al desgaste y no requiere agua en la mezcla.

Tal vez te interese: Chandrayaan-3: Vikram y Pragyan siguen sin enviar señales

Deja un comentario