adplus-dvertising

En general, como consecuencia de su enorme atracción gravitacional, los agujeros negros se comen a las estrellas que se acercan demasiado a ellos. Pero, aunque casi siempre se las comen de “un solo bocado”, a veces pueden hacerlo poco a poco.

Un grupo de investigadores dijo que han observado un agujero negro supermasivo, en el centro de una galaxia relativamente cercana, que está devorando poco a poco una estrella similar en tamaño y composición a nuestro Sol, consumiendo material equivalente a aproximadamente tres veces la masa de la Tierra cada vez que la estrella se acerca.

Los agujeros negros son objetos extraordinariamente densos con una gravedad tan fuerte que ni siquiera la luz puede escapar.

En este caso, la estrella se encuentra a unos 520 millones de años luz de nuestro sistema solar y el agujero negro supermasivo es, en términos generales, relativamente pequeño y tiene una masa unos cientos de miles de veces mayor que la del Sol. 

El agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia, llamado Sagitario A*, posee aproximadamente 4 millones de veces la masa de nuestro Sol. 

 Interacción entre un agujero negro supermasivo y una estrella que lo orbita. Créditos: NASA

El descubrimiento

La mayoría de los datos utilizados por los científicos en el nuevo estudio provienen del Observatorio en órbita Neil Gehrels Swift de la NASA.

Allí, se observó que la estrella orbitaba el agujero negro cada 20 a 30 días. En un extremo de su órbita, se aventura lo suficientemente cerca del agujero negro como para que algo de material de su atmósfera estelar sea absorbida, pero no tan cerca como para destrozarla por completo. Un evento de este tipo se denomina “alteración parcial repetida de las mareas”.

El material estelar que cae en el agujero negro se calienta hasta unos 3,6 millones de grados Fahrenheit (2 millones de grados Celsius), liberando una inmensa cantidad de rayos X, los cuales fueron detectados por el observatorio espacial.

“Lo más probable es que la órbita de la estrella decaiga gradualmente y se acerque cada vez más al agujero negro supermasivo hasta que esté lo suficientemente cerca como para ser completamente devorada”, dijo el astrofísico Rob Eyles-Ferris de la Universidad de Leicester en Inglaterra.

“Es probable que ese proceso lleve al menos años, más probablemente décadas o siglos”, agregó Eyles-Ferris.

Tal vez te interese: Descubren enorme mancha negra en Neptuno

Deja un comentario