adplus-dvertising

El 7 de diciembre de 2022, se cumplieron 50 años de la misión Apolo 17, la última vez en la que astronautas fueron enviados a la Luna.

En esa oportunidad, los estadounidenses Gene Cernan y Harrison Schmitt fueron los últimos seres humanos privilegiados en caminar sobre el satélite natural, algo que no ha vuelto a repetirse hasta el día de hoy.

Sin embargo, más de medio siglo después de ese suceso, la vuelta de los seres humanos a la Luna está más cerca de lo que se cree, ya que la NASA, a través de su misión Artemisa, planea enviar astronautas al satélite entre 2025 y 2026. Dicha misión despegará desde el emblemático Complejo de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy 39, en Florida.

Sin embargo, este no será el único sitio con capacidad de enviar astronautas al espacio, ya que el Complejo de lanzamiento espacial 40 de Cabo Cañaveral (SLC-40) también se está preparando para este tipo de vuelos.

Justamente, esta semana se reveló que el primer segmento de la nueva torre de lanzamiento está en camino hacia la plataforma 40, lo que en poco tiempo le permitirá al SLC-40 tener la capacidad de lanzar naves con tripulación.

Créditos: Chris Bergin – NSF

El motivo del cambio

Desde abril de 2007, la Fuerza Aérea de Estados Unidos le arrenda el complejo SLC-40 a SpaceX para lanzar su cohete Falcon 9. Sin embargo, la empresa ha decidido readaptarlo.

Actualmente, SpaceX trabaja para realizar lanzamientos del Starship, el cohete más poderoso de la historia, desde el complejo 39. Pero el gran temor es que este cohete dañe la infraestructura de lanzamiento existente allí, afectando la capacidad de la NASA para enviar cargas y tripulaciones a la Estación Espacial Internacional, algo que se busca evitar con las modificaciones del SLC-40.

Tal vez te interese: Musk confirma que el Starship está listo para despegar

Deja un comentario