adplus-dvertising

La misión lunar de la India ha logrado un hito importante al posicionar con éxito su rover lunar en la superficie lunar cerca del polo sur, y ahora se encuentra en búsqueda de agua congelada en nuestro satélite natural. La agencia espacial india, la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO), anunció que el rover ha completado sus tareas iniciales y ha sido colocado en modo de hibernación, en preparación para el frío extremo que experimenta la Luna durante la noche lunar.

El rover de la misión Chandrayaan-3, que incluye un aterrizador y un rover, estaba programado para operar durante un día lunar, equivalente a aproximadamente 14 días terrestres. Según el comunicado de ISRO, el rover ha transmitido con éxito los datos recopilados en su corto tiempo en la superficie lunar de regreso a la Tierra.

El comunicado de ISRO menciona que el rover está totalmente cargado de energía gracias a sus paneles solares y que se espera su despertar en el próximo amanecer lunar, previsto para el 22 de septiembre de 2023. El comunicado expresó optimismo en cuanto a la reactivación exitosa del rover para llevar a cabo más investigaciones.

Agua congelada

Uno de los aspectos clave de la misión es buscar signos de agua congelada en la Luna, lo que podría ser vital para futuras misiones de astronautas. Este recurso podría utilizarse como fuente de agua potable y para producir combustible para cohetes en misiones lunares. Hasta el momento, no se ha proporcionado información sobre si el rover ha encontrado evidencia de agua congelada.

Además de su búsqueda de agua, el rover ha realizado otras investigaciones en la superficie lunar. Según la agencia espacial india, el rover ha confirmado la presencia de azufre y ha detectado varios otros elementos, incluyendo aluminio, hierro, calcio, cromo, titanio, manganeso, oxígeno y silicio en la superficie lunar.

Sin embargo, se ha planteado una preocupación importante. Los componentes electrónicos a bordo del rover no están diseñados para soportar las extremadamente bajas temperaturas que se experimentan durante la noche lunar, que pueden llegar a menos 120 grados Celsius. Esto podría plantear desafíos para la capacidad del rover para reactivarse en el próximo amanecer lunar.

Expertos en exploración espacial señalan que la tecnología para fabricar circuitos electrónicos y componentes que puedan resistir estas condiciones extremas aún no existe en India.

Esta misión exitosa refuerza la posición de la India como un actor destacado en la exploración espacial y coincide con los deseos del Primer Ministro Narendra Modi de proyectar una imagen de una nación ascendente que reclama su lugar entre las potencias globales.

La misión lunar Chandrayaan-3 comenzó hace más de un mes con un costo estimado de 75 millones de dólares. Su éxito se produjo después de un intento fallido de aterrizaje lunar en 2019 y coloca a la India en una posición de liderazgo en la carrera por la exploración lunar.

Te puede interesar: India continúa en su búsqueda de ser una potencia espacial

Deja un comentario