adplus-dvertising

La misión espacial Chandrayaan-3 de la India ha alcanzado un nuevo hito en su camino hacia un suave aterrizaje lunar, al completar con éxito su segunda reducción de órbita lunar. Esta fase crucial implica el encendido controlado de los motores de la nave, logrando así una desaceleración que acerca la sonda a la superficie lunar.

La maniobra, llevada a cabo entre la 1 y las 2 p. m. del miércoles 9 de agosto (Hora Estándar de la India), redujo la órbita de la nave desde 170 km x 4313 km a 174 km x 1437 km. Esta reducción de órbita lunar forma parte de un proceso gradual que finalmente permitirá a la sonda lograr un aterrizaje suave en la Luna, programado para el 23 de agosto.

La agencia espacial ISRO compartió en un tuit: “Aún más cerca de la superficie lunar. La órbita del Chandrayaan-3 se ha reducido a 174 km x 1437 km tras la maniobra realizada hoy. La siguiente operación está programada para el 14 de agosto de 2023, entre las 11:30 y las 12:30 Hrs IST”.

El Dr. Mylswamy Annadurai, Ex Director del Centro de Satélites UR Rao de ISRO, explicó: “Cuando el satélite orbita la Luna, se emite una orden para reorientar la nave 180 grados. Esta reorientación asegura que los motores de la nave se utilicen como freno, y estas maniobras son conocidas como retro-firings. En estas maniobras, el motor no impulsa la nave hacia adelante, sino que la frena en una dirección opuesta a la de su movimiento original, reduciendo así su velocidad”.

ISRO tiene planeado realizar dos maniobras de reducción de órbita lunar más. La tercera retro-firing, la cual será la tercera en su tipo, está programada para el 14 de agosto entre las 11:30 y las 12:30 del mediodía (IST). La última retro-firing para reducir la órbita está prevista para el 16 de agosto.

Desde su lanzamiento el 14 de julio, el Chandrayaan-3 ha superado varias etapas clave, incluida su inyección trans-lunar y su primera reducción de órbita lunar. La sonda, compuesta por un módulo de propulsión, un módulo de aterrizaje y un rover, tiene como objetivo lograr un aterrizaje suave en la Luna y llevar a cabo análisis in-situ en la superficie lunar. Se espera que la misión dure aproximadamente 14 días terrestres o un día lunar, durante los cuales el rover y el módulo de aterrizaje llevarán a cabo sus respectivos experimentos científicos.

Te puede interesar: Chandrayaan-3, cada vez más cerca de alunizar

Deja un comentario