adplus-dvertising

Se ha detectado agua alrededor de una joven estrella ubicada aproximadamente a 400 años luz del sistema solar, que la semana pasada se reveló que tenía un “planeta doble”. Este hallazgo podría significar que los planetas rocosos en toda la galaxia se desarrollan con agua en sus superficies, un ingrediente clave para sostener la vida.

Las observaciones realizadas por el Telescopio Espacial James Webb encontraron agua en el disco que forma planetas de una estrella llamada PDS 70, en la misma región precisa donde los planetas rocosos orbitan alrededor del sol en nuestro sistema solar.

El agua se encuentra en forma de vapor caliente a alrededor de 625°F (330°C).

Este hallazgo es importante porque sugiere que los planetas rocosos en general, incluida la Tierra, pueden evolucionar con agua en su superficie.

Es un gran cambio con respecto a la idea generalizada de que el agua debe haber llegado a la Tierra (y a los planetas rocosos internos en cualquier sistema estelar) a través del impacto de miles de asteroides y cometas helados provenientes de las afueras.

PDS 70 se cree que alberga dos planetas del tamaño de Júpiter que comparten la misma órbita, la primera vez que esto se ha observado. Sin embargo, orbitan lejos de la región donde se ha encontrado agua.

Esto convierte a PDS 70, que se encuentra en la constelación Centaurus del hemisferio sur, en un sistema estelar muy especial que podría cambiar la forma en que los astrónomos piensan sobre cómo se forman y evolucionan los planetas rocosos.

Te puede interesar: Posible nave alienígena podría ser la causa de la “roca más extraña” en Marte, según científicos

1 COMENTARIO

Deja un comentario