adplus-dvertising

El conflicto global entre Estados Unidos y China puede observarse en varias áreas, que van desde lo comercial hasta lo militar. Sin embargo, en pleno siglo XXI, y gracias a los desarrollos tecnológicos, una de las áreas de mayor tensión se da en torno a la cuestión cibernética.

Incluso, esta misma semana, el gobierno de Estados Unidos dijo que en los últimos meses se enfrentó a una operación de piratería informática china que comprometió con éxito miles de dispositivos conectados a Internet.

Por ello, ante este contexto, desde Washington salieron a declarar que el desafío cibernético planteado por China no se parece a ningún desafío jamás enfrentado antes.

El comandante del Comando Cibernético de Estados Unidos, el general del ejército Paul M. Nakasone, explicó que los actores cibernéticos en China han utilizado malware para poner en riesgo infraestructura crítica de Estados Unidos, como sistemas que suministran agua, electricidad y combustible a los ciudadanos.

“Cuando los descubrimos en estas infraestructuras críticas, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de sacarlos. Lo segundo es que necesitamos tener una vigilancia que continúe hacia adelante. Esta no es una amenaza episódica a la que vamos a enfrentar. Esto es persistente (…) tenemos que operar todos los días; tenemos que tener una vigilancia. Tenemos que tener capacidades ofensivas y defensivas”, agregó.

Nakasone también dijo que Estados Unidos tiene su propia capacidad cibernética ofensiva y que dar a conocer esa capacidad sirve como elemento disuasorio contra la agresión cibernética china: “Tenemos la capacidad y somos muy, muy buenos: los mejores”.

Y, aunque considera que China es un “adversario casi igual”, también dijo que cree que Estados Unidos mantendrá su supremacía en el ciberespacio.  

Tal vez te interese: EE.UU. deshabilitó una red de piratería china dirigida a infraestructuras críticas

Deja un comentario