adplus-dvertising

Según Jude Sunderbruch, director del Centro de Delitos Cibernéticos (DC3) del Departamento de Defensa de EE.UU., es probable que en el futuro se produzca un conflicto de bajo grado de “IA contra IA”, en el que los adversarios utilizarán sistemas de inteligencia artificial para llevar a cabo ciberataques contra Estados Unidos.

Sunderbruch consideró que “en realidad estamos apenas en el comienzo”, y que Estados Unidos y sus aliados tendrán que ser creativos y aprender cómo utilizar mejor los sistemas de IA existentes para ganar ventaja sobre competidores como China.

En los últimos meses, las tecnologías de inteligencia artificial y aprendizaje automático han sido aclamadas con frecuencia como la siguiente fase de la ciberseguridad.

Por ello, los investigadores y funcionarios consideran que estas herramientas mejorarán las capacidades de los piratas informáticos tanto novatos como de los estados nacionales, además de permitir nuevas formas de llevar a cabo ataques de ingeniería social.

“A corto plazo, los sistemas de inteligencia artificial se pueden utilizar para análisis de amenazas y vulnerabilidades, así como para pruebas de sistemas”, consideró Sunderbruch. 

Según la estrategia de ciberseguridad actualizada de Defensa, publicada en septiembre, la agencia estudiará cómo aplicar capacidades automatizadas e impulsadas por inteligencia artificial al ciberespacio estadounidense. 

En particular, el plan del Pentágono adopta un enfoque más ofensivo para las operaciones cibernéticas de Estados Unidos, señalando a China y Rusia como los principales adversarios del ciberespacio y prometiendo perseguir a los ciberdelincuentes u otros grupos que amenacen los intereses de Estados Unidos.

Tal vez te interese: Inteligencia artificial y predicción de vida: ¿es posible anticipar la muerte de las personas?

Deja un comentario