adplus-dvertising

En 2022, la nave espacial Juno de la NASA realizó un sobrevuelo alrededor de Europa, una de las lunas de Júpiter. Y ahora, tras investigar los datos, se ha revelado que la nave podría haber detectado indicios de actividad superficial en el satélite natural.

La Unidad de Referencia Estelar (SRU) de la nave espacial se utilizó para obtener imágenes de la superficie de Europa con alta resolución mientras estaba iluminada por el brillo de Júpiter.

Dicha imagen fue analizada en un artículo publicado en la revista JGR Planets, el 22 de diciembre de 2023, en donde se explica que en ella se observa un área de forma extraña de la superficie helada, que mide 37 kilómetros por 67 kilómetros.

En otras palabras, la imagen presenta una parte de “cuerpo” en el norte y una parte de “pico” en el sur: ambas áreas, que están unidas por una formación en forma de cuello agrietado, contienen grandes bloques de hielo de aproximadamente 1 km de tamaño cada una y proyectan sombras.

Nuevos indicios

Así, luego de comparar la nueva fotografía con imágenes de resolución similar tomadas por la anterior nave espacial Galileo de la NASA, que estudió Júpiter desde 1995 hasta 2003, se concluyó que podrían haber ocurrido cambios en la superficie de Europa desde que se tomaron las primeras imágenes.

Sin embargo, el equipo de autores consideró que la evidencia no es concluyente debido a diferencias en la calidad y las condiciones de las imágenes. La fotografía de 2022 también incluye depósitos cercanos de albedo que pueden estar asociados con agua líquida del subsuelo.

Sin embargo, el descubrimiento es un objetivo convincente para futuras misiones como JUICE, que se lanzó en abril de 2023 y llegará a Júpiter en diciembre de 2031.

Tal vez te interese: El telescopio James Webb descubre dióxido de carbono en la luna Europa de Júpiter

1 COMENTARIO

Deja un comentario