adplus-dvertising

La Inteligencia Artificial no solo es el futuro, sino que también ya es el presente. Sin embargo, debido a su rápido desarrollo, aún queda importantes cuestiones que definir.

Por ejemplo, un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental detalla que el Pentágono “ha invertido miles de millones de dólares para integrar la inteligencia artificial en sus operaciones”, pero no ha tomado las medidas necesarias para determinar el alcance total de la fuerza laboral de IA que debe operar las nuevas herramientas.

En esta línea, el informe encontró que el Departamento de Defensa “ha hecho esfuerzos para definir e identificar su fuerza laboral de IA”, pero aún “no puede identificar completamente quién es parte de su fuerza laboral de IA o qué puestos requiere el personal con esas habilidades.” 

“Como resultado, no puede evaluar eficazmente el estado de su fuerza laboral de IA ni pronosticar las necesidades futuras de fuerza laboral de IA”, advirtió el informe.

El estudio reconoce que se han desarrollado funciones de trabajo de IA, definidas como “conjuntos especializados de tareas y funciones que requieren conocimientos, habilidades y capacidades específicas”, aunque también se “identificaron algunas ocupaciones militares y civiles” que realizan trabajos de IA.

Además, también se encontró que el Pentágono “no ha asignado la responsabilidad a las organizaciones necesarias para completar los pasos adicionales para definir e identificar su fuerza laboral de IA, como codificar los roles laborales en varios sistemas de datos, desarrollar un programa de calificación y actualizar la orientación de la fuerza laboral”.

A esto se suma que las estrategias y planes de fuerza laboral eran “inconsistentes en la forma en que discuten los términos relacionados con la IA”, lo que “podría impedir una comprensión común en todo el departamento de las metas y objetivos estratégicos que se persiguen”.

El informe también descubrió que no se ha establecido un cronograma para definir e identificar completamente su fuerza laboral de IA, lo que podría afectar su objetivo de estar preparado en la materia para 2025.

Ante esta situación, se le recomendó al Pentágono “que asigne responsabilidades y establezca un cronograma para completar los pasos adicionales para definir e identificar su fuerza laboral de IA”, además de actualizar “su Plan Operativo de Capital Humano para que sea coherente con las recomendaciones clave del departamento”.

Tal vez te interese: Regulación de la Inteligencia Artificial: desafíos y alternativas globales

Deja un comentario