adplus-dvertising

Cuando parecía que estaba todo listo para que el cohete New Shepard volviera a volar luego de varios meses, la compañía espacial Blue Origin canceló la misión debido a lo que describió como un problema en el sistema terrestre encontrado durante los preparativos para el despegue.

“Estamos limpiando la nave debido a un problema del sistema terrestre que el equipo está solucionando”, dijo Blue Origin, que anticipó que tenía como objetivo este martes a las 10:37 a.m. CT (16:37 GMT) como nueva fecha para el lanzamiento.

Un problema del sistema terrestre generalmente se refiere a un problema con la plataforma de lanzamiento del cohete, más que al cohete en sí.

New Shepard, el único cohete activo de la compañía que puede transportar humanos y carga en viajes cortos hacia y desde el borde del espacio, iba a volver a volar por primera vez en más de 15 meses, luego de que su última misión el año pasado fracasara.

En esa oportunidad, la misión falló en pleno vuelo debido a un “problema estructural” en la boquilla del motor del cohete que había sido causado por una explosión en la cámara de combustión del motor.

Tras dicha situación, la Administración Federal de Aviación de EE.UU. le exigió a Blue Origin que rediseñara el motor del New Shepard e hiciera otras 20 correcciones antes de volver a volar.

En esta nueva misión, no habrá ningún humano a bordo, pero sí 33 experimentos de investigación, en lo que será el vuelo número 24 de la nave.

Tal vez te interese: Blue Origin continúa con su reestructuración

Deja un comentario