adplus-dvertising

Con el objetivo de copetir con los satélites Starlink (SpaceX) y Kuiper (Blue Origin), la Unión Europea está buscando ofertas finales para una constelación de satélites de 6.000 millones de euros.

La Agencia Espacial Europea (ESA) dijo que buscaría ofertas finales para desarrollar el sistema de comunicaciones seguras (IRIS²). Para Bruselas, el proyecto es de vital importancia, principalmente si se tiene en cuenta el papel de apoyo que Starlink le brinda a Ucrania en la guerra con Rusia.

Sin embargo, desde Bruselas también han advertido que el sistema IRIS², iniciado por la Comisión Europea, corre el riesgo de quedar rezagado respecto a los avances de inteligencia artificial y ser obsoleto incluso antes de su lanzamiento debido a la burocracia.

Por el momento, solo un consorcio formado por Airbus, Thales Alenia Space, Hispasat y SES, y Eutelsat, es el único postor conocido para el contrato principal de IRIS².

El conjunto de hasta 170 satélites le aseguraría a Bruselas las comunicaciones de los gobiernos de la Unión Europea y abrirá nuevos servicios comerciales de banda ancha en áreas desatendidas entre 2025 y 2027.

“Tal como están las cosas, IRIS² corre el riesgo de quedar obsoleto incluso antes de su lanzamiento”, explicaron el ex jefe de la fuerza aérea francesa, Denis Mercier, y el ex ejecutivo de Airbus, Marc Fontaine, en un artículo publicado en Político.

“Cuando se lanzó IRIS², la IA era una ‘tecnología algo futurista’. Sin embargo, en los últimos dos o tres años, el mundo ha aprendido que la IA ha madurado y está lista para ser implementada prácticamente en todas partes”, agregaron.

Ante las advertencias, desde el consorcio liderado por Airbus dijeron que IRIS² “tendría como objetivo aprovechar la tecnología de punta y la experiencia de empresas de toda Europa”.

En este sentido, un portavoz de la UE agregó que “la inclusión de capacidades de inteligencia artificial en los algoritmos que ejecutan el sistema IRIS² es una vía muy prometedora que se está considerando actualmente”.

La ESA dijo que una vez que se adjudique el contrato principal de IRIS², el trabajo fluiría gradualmente hacia empresas más pequeñas a lo largo de 2024, lo que permitiría agilizar los tiempos de actualización e implementación del programa.

Tal vez te interese: Regulación de la Inteligencia Artificial: desafíos y alternativas globales

Deja un comentario