adplus-dvertising

Mientras se prepara para el tercer lanzamiento del Starship, SpaceX reveló inéditas imágenes de lo que fue el segundo vuelo del cohete más poderoso jamás construido.

Cabe recordar que el pasado 18 de noviembre, tras varios meses de esperar, el Starship despegó desde la base espacial de SpaceX en Boca Chica, en el sur de Texas, con una cámara a bordo del propulsor Super Heavy.

Imagen de los 33 motores Raptor del propulsor Super Heavy antes de encenderse.

La misión fue catalogada como exitosa, ya que los 33 motores Raptor del Super Heavy encendieron con éxito y, por primera vez, completaron un encendido de duración completa durante el ascenso.

Además, se ejecutó con éxito una separación de etapa caliente entre la etapa inferior (Super Heavy) y la etapa superior (también llamada Starship). En ese momento, se apagaron todos menos tres de los motores Raptor del Super Heavy y se encendieron con éxito los seis motores Raptor de la segunda etapa antes de separar los vehículos.

Antes de que los motores se encendieran, se activaron los chorros de agua del deflector de llamas, un nuevo elemento que se incorporó para preservar la integridad de la plataforma en el despegue.

Sin embargo, la mala noticia fue que ambas etapas terminaron explotando: el Super Heavy debería haber aterrizado en una plataforma en el océano, pero terminó estallando sobre el golfo de México, poco después de desprenderse.

Por su parte, tras la separación, la etapa superior continuó volando hacia el espacio, pero unos minutos después también terminó explotando.

 
Los 33 motores Raptors, alimentados con metano y oxígeno líquido, generaron más de 7.000 toneladas métricas de empuje en el ascenso.

Ahora, SpaceX continúa mejorando el Starship para una futura prueba, la cual podría concretarse en las próximas semanas y será clave para el futuro de la empresa: la nave deberá intentar reabastecerse de combustible en la órbita terrestre baja después de despegar.

Momento de la separación de etapas del Starship.

Deja un comentario