adplus-dvertising

Como los tiempos están cambiando, la mayoría de los actores del Sistema Internacional deben readaptarse casi continuamente y la OTAN no es la excepción.

Creada durante la Guerra Fría, la OTAN se originó con el objetivo de contener el avance de la Unión Soviética en Europa. Sin embargo, tras la caída del muro de Berlín y la disolución del gigante comunista, la alianza transatlántica debió readaptarse a nuevos “enemigos” como el terrorismo.

Pero ahora, el desafío de la OTAN es otro: la alianza buscará actualizar su estrategia de inteligencia artificial, para incluir IA generativa, en medio de un aumento de los ciberataques a infraestructuras críticas.

El estándar, descrito por la organización como una especie de control de calidad, tiene como objetivo aclarar lo que se espera de las industrias, instituciones y usuarios finales operativos de toda la alianza con respecto a la aplicación de la tecnología.

La IA se ha convertido en una parte esencial de las operaciones de la alianza, especialmente en el ámbito de la ciberseguridad para identificar vulnerabilidades de la red o monitorear anomalías en el acceso a los datos. 

Por ello, la OTAN buscará estandarizar los procesos para garantizar que la IA generativa y otras nuevas tecnologías también puedan utilizarse de manera efectiva y segura.

Los nuevos planes

En este sentido, David van Wheel, secretario general adjunto de la OTAN, explicó que “la estrategia de IA respaldada por la OTAN en 2021 se revisará el próximo año y, eventualmente, se adoptará una nueva versión, que incluirá en parte lenguaje sobre la IA generativa”.

Van Wheel dijo que si bien la estrategia inicial definió principalmente los seis principios que guían el uso responsable de la IA, la OTAN ha estado trabajando en iniciativas más recientes para poner en práctica estos conceptos.

“Desde febrero, la OTAN ha estado trabajando en un estándar de certificación de inteligencia de IA con el objetivo de traducir los principios descritos en la estrategia 2021 en controles y equilibrios concretos, que se espera que esté completado a finales de este año”, agregó.

Según un informe de Microsof , durante el último año, 120 países han sido víctimas de ciberataques, de los cuales casi la mitad de los objetivos eran Estados miembros de la OTAN. Por ello, van Wheel sentenció: “Necesitamos la IA para defendernos”.

Tal vez te interese: China y Rusia, las principales preocupaciones de EE.UU. en el espacio

Deja un comentario