adplus-dvertising

El pasado sábado 18 de noviembre, SpaceX realizó el segundo vuelo de prueba del Starship, el cohete más grande y poderoso jamás construido.

La nueva prueba fue catalogada exitosa, aunque la mala parte de la jornada fue que la nave terminó estallando. Sin embargo, aunque esto último parezca negativo, desde la empresa se encargaron de detallar porqué la misión fue positiva.

Cabe recordar que la nave cuenta con dos etapas: una inferior, llamada Super Heavy, y otra superior, conocida como Starship. El Starship despegó el 18 de noviembre desde Starbase, en Texas, y, según SpaceX, logró los siguientes hitos:

  1. Los 33 motores Raptor del Super Heavy arrancaron con éxito y, por primera vez, completaron un encendido de duración completa durante el ascenso.
  2. La nave ejecutó con éxito una separación de etapa caliente, apagando todos menos tres de los motores Raptor de Super Heavy, y encendiendo con éxito los seis motores Raptor de la segunda etapa antes de separar los vehículos. Esta fue la primera vez que esta técnica se realizó con éxito con un vehículo de este tamaño.
  3. Después de la separación, el propulsor Super Heavy completó con éxito su maniobra de giro e inició el encendido de refuerzo antes de experimentar un rápido desmontaje no programado. La avería del vehículo se produjo más de tres minutos y medio después del vuelo a una altitud de 90 km sobre el Golfo de México.
  4. Los seis motores Raptor de segunda etapa del Starship arrancaron con éxito e impulsaron el vehículo a una altitud de 150 km y a una velocidad de 24.000 km/h, convirtiéndose en el primer Starship en llegar al espacio exterior y casi completar su combustión de duración completa.
Momento de la separación de etapas.
  1. La conclusión de la misión llegó cuando la telemetría se perdió cerca del final del encendido de la segunda etapa, antes de que se apagara el motor, después de más de ocho minutos de vuelo. El equipo verificó que se activara adecuadamente un comando de destrucción segura según los datos de rendimiento del vehículo disponibles.
  2. El deflector de llamas, refrigerado por agua, y otras mejoras de la plataforma funcionaron como se esperaba, requiriendo un trabajo mínimo de mantenimiento después del lanzamiento.

Desde SpaceX concluyeron que “con una prueba como esta, el éxito proviene de lo que aprendemos, y esta prueba de vuelo nos ayudará a mejorar la confiabilidad de Starship mientras SpaceX busca hacer que la vida sea multiplanetaria. La revisión de datos está en curso mientras buscamos mejoras para el próximo vuelo”. 

“El equipo de Starbase ya está trabajando en los preparativos finales de los vehículos programados para su uso en la tercera prueba de vuelo de Starship, siendo los siguientes los incendios estáticos de Ship y Super Heavy”, agregó.

Tal vez te interese: Starship: sin daños en la plataforma de lanzamiento y posible nueva fecha de despegue

Deja un comentario