adplus-dvertising

La empresa Virgin Galactic ha completado con éxito su tercer vuelo de turismo espacial, consolidando su presencia en la industria espacial comercial.

En una nueva hazaña espacial, la nave espacial Virgin Galactic, tripulada por astronautas privados, despegó desde Nuevo México en la mañana del viernes. Este logro marca el tercer lanzamiento comercial de la compañía en tan solo tres meses.

La confirmación del éxito del lanzamiento fue anunciada por la empresa a través de un mensaje en X, después de que la nave tocara tierra de nuevo en la pista del Spaceport de Virgin Galactic.

En esta ocasión, la Galactic 03 de Virgin Galactic llevó a bordo a tres clientes que cumplieron su sueño de viajar al espacio. Aunque las identidades de estos clientes se mantienen en el anonimato, se sabe que compraron sus boletos en 2005, cuando se abrieron las ventas. La compañía no ha revelado el costo de los boletos para este vuelo en particular, pero vuelos anteriores se han cotizado en alrededor de $450,000 por asiento.

Los tres turistas espaciales realizaron su viaje a bordo del avión espacial SpaceShipTwo VSS Unity, que es transportado por el avión portador VMS Eve. A una altitud de 50,000 pies, Eve libera el avión espacial, que enciende su motor en pleno vuelo para propulsarse hacia el espacio suborbital, alcanzando aproximadamente 360,000 pies de altitud. Esta altitud se encuentra justo por encima de la zona donde la mayoría de los científicos concuerda en que termina la atmósfera de la Tierra y comienza el espacio.

Los desafíos y la competencia del turismo espacial

Si bien Virgin Galactic se destacó en la carrera espacial comercial cuando envió al fundador Richard Branson al espacio en 2021, más recientemente parecía haber quedado rezagada frente a sus principales competidores, Blue Origin de Jeff Bezos y SpaceX de Elon Musk. SpaceX ha ejecutado 10 vuelos tripulados, incluyendo tres completamente comerciales, mientras que Blue Origin ha completado cinco vuelos tripulados.

Virgin Galactic, por otro lado, ha enfrentado problemas regulatorios y de equipamiento, después de años de retrasos y un fatal vuelo de prueba en 2014. A pesar de que la empresa salió a bolsa en 2022, cuando sus perspectivas parecían más brillantes, las preocupaciones de los inversores sobre sus problemas más recientes han llevado a una disminución constante en el precio de las acciones de Virgin Galactic, que actualmente cotizan alrededor de $2 por acción, lo que representa una caída del 35% en lo que va de año. Además, la empresa registró una pérdida de $500 millones en 2022.

Virgin Galactic espera que una serie continua de lanzamientos, basados en un inusual avión propulsado por cohetes híbridos, alivie las preocupaciones de los inversores y le permita mantener su posición en la carrera del turismo espacial.

Te puede interesar: Inicia el turismo espacial: Virgin Galactic lleva a pasajeros al borde del espacio en un vuelo histórico

Deja un comentario