adplus-dvertising

Según las últimas informaciones, todo hace prever que el segundo vuelo de prueba del cohete Starship está al caer: este 5 de septiembre se confirmó que el “Starship 25” fue colocado sobre el SuperHeavy Booster 9 en la Starbase.

El sistema de cohetes Starship consta de dos etapas: la primera es el vehículo de lanzamiento Super Heavy con 33 motores Raptor, mientras que la segunda es la propia Starship con seis motores Raptor.

Aunque aún se continúan realizando pruebas, este será el cohete más poderoso jamás construido por el hombre y tendrá una carga útil de hasta 150.000 kg, lo que lo convertirá en un vehículo de lanzamiento superpesado y en el primer cohete orbital 100% reutilizable.

El 20 de abril de este año, el prototipo Starship SN24 se utilizó para realizar la primera prueba de lanzamiento y, aunque la misma representó un éxito, el cohete terminó explotando después de exceder los 30 kilómetros de altitud.

Créditos: SpaceX

Hace un par de semanas, el ya mencionado Super Heavy realizó una ignición estática en la plataforma de lanzamiento de Texas. Con el encendido del propulsor se probó además un nuevo sistema deflector de llamas.

Dicho encendido representó un éxito parcial: el cohete encendió sus 33 durante 2,74 segundos, aunque la prueba debía durar cinco segundos, además de que cuatro motores no funcionaron correctamente.

Sin embargo, ahora que el Starship 25 ha sido colocado sobre el Super Heavy, todo hace prever que un nuevo lanzamiento está a la vuelta de la esquina.

Tal vez te interese: SpaceX continúa avanzando con el Starship

Deja un comentario