adplus-dvertising

La nave espacial de carga Cygnus NG-19 llegó este viernes a la Estación Espacial Internacional (EEI), después de dos días de viaje, con 3.700 kilogramos de suministros, experimentos y nueva tecnología a bordo. 

La nave, construida por Northrop Grumman y nombrada Laurel Clark, en honor al astronauta que falleció durante el accidente del transbordador espacial Columbia en 2003, fue la última en lanzarse del cohete Antares 230+ que próximamente será remplazado.  

Entre la carga que Cygnus NG-19 transportaba se destaca un nuevo dispensador de agua potable (PWD), que proporcionará a la tripulación de la EEI agua caliente y desinfección mejorada, y una tarjeta de memoria que contiene trabajos creativos de estudiantes de todo el mundo. 

Además, entregó equipo necesario para varios proyectos de investigación de vanguardia de la EEI, incluidas células cerebrales humanas que se cultivarán en modelos de células 3D para pruebas de terapia génica y una sonda para medir la densidad del plasma sobre la Tierra, entre otras cosas.

Cohete Antares 230+. réditos: Northrop Grumman

La misión Cygnus NG-19 despegó de la instalación de vuelo Wallops de la NASA, en Virginia, el martes 1 de agosto y permanecerá acoplada en el módulo Unity de la estación hasta octubre de 2023. 

Esta fue la decimonovena misión de reabastecimiento comercial de Northrop Grumman y representó el lanzamiento final planificado de la versión actual del cohete Antares, la serie Antares 230+, que será remplazada por el nuevo Antares 330 a mediados de 2025. Mientras tanto, la compañía lanzará sus futuras misiones de carga en el cohete Falcon 9 de SpaceX.

Tal vez te interese: La NASA y Axiom Space acuerdan una cuarta misión a la EEI

Deja un comentario