adplus-dvertising

La agencia de noticias estatal Xinhua informó que China está desarrollando un nuevo cohete portador y una nave espacial tripulada para llevar astronautas a la Luna en 2030.

Rong Yi, experto en cohetes de la Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento, explicó que el cohete, llamado “Long March-10”, está “principalmente desarrollado con el propósito de enviar naves espaciales y vehículos de aterrizaje lunares a la órbita de transferencia Tierra-Luna”.

Respecto a las características de la nave, esta utiliza hidrógeno líquido, oxígeno líquido y queroseno como propulsores. Además, tiene un largo de 92 metros, un peso de despegue de unas 2.187 toneladas y una capacidad de carga útil de unas 27 toneladas para la órbita de transferencia Tierra-Luna.

El cohete, que tendría su viaje inaugural en 2027, es un apoyo estratégico fundamental para China de cara a su objetivo de llevar astronautas a la Luna antes de 2030. Cabe recordar que tanto Estados Unidos como Rusia también apuntan a enviar seres humanos al satélite natural en los próximos años.

Créditos: Xinhua

A diferencia de la nave espacial Shenzhou, que tiene tres módulos, la nueva unidad tiene dos partes que la hacen flexible con más partes reutilizables: una es la cápsula de retorno, que se utiliza como centro de mando de la nave espacial y alojamiento para los astronautas, y la segunda es el módulo de servicio, que se utiliza como centro de energía y potencia de la nave.

Hasta el día de hoy, tan solo doce personas han caminado sobre la Luna: todos han sido hombres de nacionalidad estadounidense y enviados por la NASA en las misiones Apolo. En este sentido, Neil Armstrong y Buzz Aldrin fueron los primeros, en 1969; mientras que Gene Cernan y Harrison Schmitt fueron los últimos, en 1972.

Tal vez te interese: ¿Existe una actual carrera espacial entre Estados Unidos y China?

Deja un comentario