adplus-dvertising

El experto principal en ovnis del Pentágono dijo a los legisladores del Senado el miércoles que su nueva oficina, creada el año pasado para rastrear un número creciente de fenómenos aéreos no identificados, aún no ha visto evidencia irrefutable de actividad o tecnología extraterrestre.

“En nuestra investigación, la Oficina de Resolución de Anomalías de Todo Dominio del Departamento de Defensa no ha encontrado hasta ahora ninguna evidencia creíble de actividad extraterrestre, tecnología extraterrestre ni objetos que desafíen las leyes conocidas de la física”, dijo Kirkpatrick al Subcomité del Senado sobre Amenazas Emergentes y Capacidades.

Kirkpatrick también dijo que si su oficina encontrara evidencia irrefutable de vida o tecnología extraterrestre, notificaría a la NASA e informaría rápidamente al liderazgo gubernamental.

“En el caso de que se obtengan suficientes datos científicos que solo puedan ser explicados por un origen extraterrestre, estamos comprometidos a trabajar con nuestros socios interinstitucionales en la NASA para informar adecuadamente a la dirección gubernamental de sus hallazgos”, dijo Kirkpatrick.

Kirkpatrick tiene un doctorado en física y es un profesional de la inteligencia de larga data con décadas de experiencia en numerosas agencias de inteligencia. Recientemente generó titulares al coescribir un documento con el profesor de Harvard Avi Loeb que sostuvo que algunos de los UAP que el Pentágono está estudiando actualmente podrían ser “sondas tecnológicas extraterrestres” enviadas desde una nave nodriza matriz.

En varios intercambios con los legisladores, Kirkpatrick eligió cuidadosamente sus palabras, rara vez ofreciendo respuestas inequívocas y enfatizando la importancia que se otorga a la oficina AARO para estudiar científicamente estos eventos desconocidos. Una certeza, sin embargo, es el creciente número de incidentes relacionados con UAP que la oficina AARO está rastreando, un problema planteado por la presidenta del subcomité, la senadora Kirsten Gillibrand, demócrata de Nueva York.

Wikipedia

“A partir de esta semana, estamos rastreando un total de más de 650 casos”, dijo Kirkpatrick, un aumento con respecto a los aproximadamente 366 estudiados durante el último informe presentado al Congreso. “Priorizamos alrededor de la mitad de ellos como anómalos”.

Comentando sobre casos particularmente únicos revisados ​​por AARO, Kirkpatrick dijo que “un solo porcentaje” de todos los casos inexplicables “están mostrando algún tipo de firma técnica avanzada”.

“Estoy preocupado por lo que es ese nexo”, dijo Kirkpatrick. “Tengo indicios de que algunos están relacionados con las capacidades de inteligencia extranjeras, pero tenemos que investigar eso con nuestros socios de la comunidad de inteligencia”.

“Kirkpatrick les dijo a los senadores que China, y en menor medida, Rusia, están a la par o por delante de nosotros en algunas áreas” de desarrollo tecnológico, lo que sugiere que esos países son “menos reacios al riesgo” en el avance técnico que Estados Unidos.

“Están dispuestos a probar cosas y ver si funcionan”, dijo Kirkpatrick.

Te puede interesar: Un inexplicable objeto ilumina Kiev: ¿podría tratarse de ovnis?

2 COMENTARIOS

  1. Esta gente es increíble, no quieren aceptar la posibilidad de que esto que viola el espacio de EEUU pueda ser extraterrestre. El tema OVNI es complejo e intrincado. Al menos ahora lo tratan en forma pública. Además, apuntan a chinos y rusos. Es cierto que China y Rusia están, actualmente, adelantados en ciertas tecnologías, pero lo que hacen algunos de los objetos no identificados es imposible que lo hagan máquinas terrestres, al menos no con la tecnología terrestre actual. Hay quienes dicen que EEUU no acepta públicamente la existencia de vida extraterrestre porque se beneficia de ingeniería inversa de la tecnología de naves no terrestres que han caído en su poder. Puede ser, el tema es que hay cosas que no tienen una explicación racional, con la ciencia clásica, y no es chino. Si China tuviera naves como las que han burlado a los cazas navales de USNAVY, ya hubieran tomado Taiwan hace tiempo. Hay cosas en nuestros cielos que no tienen tecnología humana. Ahora EEUU lo comienza a confirmar, o al menos, insinuar.

  2. El considerar algo como “no identificado” es una manera elegante de decir que el espacio aéreo ha sido penetrado por un objeto, conocido o no, que no se puede neutralizar, lo que dejaría a la seguridad con una deficiencia que no resulta conveniente admitir ante la opinión pública, mejor supongamos que es extraterrestre…o un error de apreciación, antes que decir que puede haber sido el enemigo…

Deja un comentario