adplus-dvertising

En los próximos días, el Ingenuity realizará su bautismo de vuelo en Marte. Este pequeño helicóptero que viaja en el Perseverance de la NASA intentará volar por primera vez a principios de abril, poniendo a prueba tecnología que se podrá utilizar para futuras misiones.

En los próximos diez días, el Perseverance se someterá a una serie de maniobras para desplegar el Ingenuity y lanzarlo al suelo. Esto comprende un proceso muy prescrito y meticuloso que implica separar una serie de accesorios, los cuales -a la vez- se graban con cámaras dispuestas en el rover con el objeto de documentar dicha operación.

Una vez que los paneles solares de Ingenuity carguen sus baterías, estará listo para su primer vuelo. El vuelo en cuestión se encuentra programado de forma tentativa para el 8 de abril. El Ingenuity despegará y se elevará a una altitud de tres metros; luego, quedará volando fijo en su lugar durante 30 segundos mientras gira y aterriza.

Si el primer vuelo tiene éxito, se intentarán realizar por lo menos cuatro vuelos más durante el próximo mes, incrementando cada vez más su duración. El dispositivo puede volar por más de 90 segundos, y está previsto que se eleve a una altitud de unos 5 metros y luego vuele 50 metros hacia adelante y hacia atrás. Cabe destacar que el dispositivo ha sido ampliamente probado en tierra, incluidas pruebas de vuelo en una cámara de vacío para simular las condiciones de Marte, pero los funcionarios del proyecto dijeron que estas demostraciones no pueden probarlo todo. En este sentido, volar en el entorno real de Marte implica un mayor desafío, debido principalmente a sus características atmosféricas que son muy diferentes a las terrestres.

Ahora bien, la creatividad que supone la puesta en marcha del Ingenuity no es más que una demostración técnica. Incluso si el helicóptero completa con éxito su serie de vuelos, no hay ningún plan para extender la misión más allá de los 31 días asignados a la misma. La NASA -en tanto- espera que el Perseverance pueda observar el vuelo desde una distancia segura para luego continuar con su principal misión científica.

Actualmente no hay planes de enviar en futuras misiones de helicópteros como el Ingenuity a Marte. Por otra parte, la NASA ya se encuentra trabajando en otra misión; el dron denominado Dragonfly buscará entrar en Titán, la luna más grande de Saturno, y luego volar a través de su densa atmósfera, recorriendo diversas posiciones.

En definitiva, lo que se aprenda de este experimento se utilizara para futuras misiones, y en los próximos años seremos testigos de un considerable aumento de estas capacidades, que serán utilizadas cada vez más en la exploración del espacio.

Te puede interesar: China y Rusia firmaron un memorando sobre la construcción de una estación de investigación lunar

Deja un comentario