adplus-dvertising

China se está preparando para lanzar tres importantes misiones en los próximos meses, iniciando así la primera fase de construcción de su proyecto nacional de estación espacial.

La Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento (CALT, por sus siglas en inglés) está realizando los últimos trabajos sobre los cohetes que lanzarán el primer módulo de la estación espacial, una nave de carga y reabastecimiento de combustible, y finalmente, una misión tripulada.

Los lanzamientos serán los primeros de una serie de misiones programadas con el objetivo de construir una estación espacial china de tres módulos. La actividad marca el comienzo de un proyecto que fuera aprobado en 1992, diseñado para desarrollar capacidades de vuelos espaciales tripulados y establecer una presencia humana -a largo plazo- en la órbita terrestre baja.

Un cohete de carga pesada Long March 5B de 849 toneladas métricas lanzará el módulo central de la estación espacial Tianhe de aproximadamente 22 toneladas métricas esta primavera. El lanzador se encuentra actualmente en proceso de finalización en una fábrica en la ciudad portuaria norteña de Tianjin. Los componentes del cohete pronto serán transportados por buques de carga Yuanwang al Centro de Lanzamiento de Satélites Wenchang en la isla sureña de Hainan, según la Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China(CMSA). 

Aún no se ha publicado una fecha de lanzamiento, pero la misión probablemente se llevará a cabo alrededor de dos meses después de la llegada del Long March 5B a Wenchang. Las misiones anteriores de la serie Long March 5 han requerido aproximadamente ese período de tiempo para los preparativos de lanzamiento.

Pronto completaremos la construcción de la primera estación espacial orbital tripulada de China, que cumplirá con los más avanzados estándares internacionales, y podremos llevar a cabo en ella investigaciones científicas espaciales a gran escala“, dijo recientemente Zhou Jianping, diseñador jefe del programa de vuelos espaciales tripulados de China.

Creemos firmemente que la misma desempeñará un papel importante en la exploración científica de la humanidad y también en el desarrollo de nuestra tecnología espacial“, sostuvo Zhou.

¿El lanzamiento de la estación espacial china se encuentra retrasado?

El lanzamiento del módulo principal se había planeado para 2018 y los módulos posteriores serían lanzados entre el año 2020 y 2022. Sin embargo, una falla en el lanzamiento y problemas posteriores con el cohete Long March 5 llevaron a China a expandir el calendario a un período de trabajo intensivo de dos años más.

El módulo central Tianhe de 16,6 metros de largo y 4,2 metros de diámetro fue desarrollado por la Academia China de Tecnología Espacial (CAST, por sus siglas en ingles) y ya se encuentra en Wenchang. El módulo proporcionará la vivienda principal para tres astronautas durante períodos de alrededor de seis meses. El mismo incluye un nodo de acoplamiento y también desde aquí se controlará la órbita y la altitud de la estación.

Después de su finalización en 2022, la Estación Espacial China se unirá a un telescopio espacial clase Hubble co-orbital. El telescopio topográfico Xuntian podrá acoplarse con el CSS para mantenimiento y reparaciones. La propia estación espacial también podría ampliarse de tres a seis módulos adicionales.

Cargas y misiones tripuladas a observar

Una vez en órbita, el módulo Tianhe será visitado por la nave espacial de carga Tianzhou-2. Esta será lanzada por un cohete de oxígeno líquido-kerosene Long March 7 desde Wenchang. Ese lanzador se encuentra actualmente en ensamblaje.

Este evento será seguido por la misión tripulada Shenzhou-12. La misma se lanzará a través de un Long March 2F, un cohete hipergólico de generación anterior. Será la primera misión tripulada de China desde 2016. Zhou Jianping ha declarado que la tripulación ya ha sido seleccionada. Se espera que los astronautas lleven a cabo una serie de actividades extra vehiculares durante la misión. La identidad de la tripulación permanecerá probablemente en secreto hasta algunos días o semanas antes del lanzamiento.

¿Reabastecimiento comercial chino?

Se espera que la Estación Espacial China, también conocida como Tiangong, se complete y entre en operación en 2022, orbitando entre 340 y 420 kilómetros sobre la Tierra.

La CMSA ya ha lanzado una convocatoria de propuestas para el transporte de cargas de bajo costo que permita asistir a las operaciones de la estación espacial. 

La misma tiene como objetivo explorar métodos de transporte de cargas de bajo costo, crear un complemento para el sistema de entrega de cargas de Tianzhou y construir un “sistema de transporte de cargas flexible, eficiente, diverso y de bajo costo“.

Los principales requisitos para la entrega de cargas incluyen una capacidad de carga útil de 1 a 4 toneladas, la posibilidad de eliminar y desorbitar los residuos de la estación para evitar los desechos espaciales, y reducir al mínimo los costos de transporte para estar en línea con los estándares internacionales.

Se entiende que la convocatoria está abierta tanto a entidades estatales del sector espacial como a nuevos actores comerciales, que han surgido desde finales de 2014. Este último grupo –aún incipiente- se encuentra en las fases iniciales de desarrollo de vehículos de lanzamiento de carga ligera y media, y probablemente carece aún de la capacidad, experiencia y recursos necesarios.

Sin embargo, la convocatoria de propuestas se destaca por estar abierta a participantes externos. Estas misiones y actividades han sido realizadas hasta ahora por la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC, por sus siglas en ingles), el principal contratista espacial de propiedad estatal de China. 

Anteriormente, otros actores, como el conglomerado CASIC y las empresas privadas estaban restringidos a competir solo en misiones comerciales. Esto indica que China está considerando promover la comercialización de sus actividades espaciales. Nos quedará como tarea observar en que medida y con que profundidad esta estrategia se desarrollará a mediano y largo plazo. Los sucesos más recientes en otros países nos indican que la fuerza del sector privado en el rubro aeroespacial llegó para quedarse.

Por Bautista Griffini y Pablo Pugliese

Tal vez te puede interesar: La sonda china TIanwen-1 entrará en la órbita de Marte en febrero

1 COMENTARIO

  1. China es un planeta aparte, no me asombraría que planeen colonizar a todo el mundo, tienen chinos y virus para ocupar todos los países, son una amenaza mundial.

Deja un comentario